Saltar al contenido

Oración a San Enrique de Upsala

oracion a San-Enrique-de-Upsala

San Enrique de Upsala fue un religioso católico de origen inglés quien estuvo a cargo de la iglesia de Upsala en Suecia, donde se destacó por trabajar incansablemente en la evangelización de los jóvenes, y murió mártir como consecuencia de un atentado que sufrió. Su vida transcurrió durante el siglo XII.

Las informaciones más exactas nos cuentan que Enrique nació en Inglaterra, pero que en la infancia se trasladó con su familia a Roma. Mostró inclinaciones religiosas y se hizo sacerdote siendo ordenado como obispo de Upsala en el año 1152 por el papa Adriano IV. En su nuevo cargo como funcionario eclesiástico construyó excelentes relaciones con el rey San Erico de Suecia, y cuando se embarcó en una misión evangelizadora y de lucha contra los paganos de Finlandia, el obispo Enrique se hizo parte de dicho movimiento.

Los suecos triunfaron y Enrique se quedó en el territorio para trabajar por la evangelización y la conversión de los cristianos de aquella región. Trabajó por despertar la fe en los jóvenes y por convencer a la población pecadora que quería convertirse en expiar sus pecados con la penitencia.

Un hombre llamado Lali había cometido un asesinato; durante la confesión, Enrique le impuso penitencia, y el hombre la consideró como una humillación innecesaria, despertando un terrible odio hacia el obispo, asechándolo y asediándolo hasta que lo asesinó el 20 de enero del año 1156.

En vida se le atribuyen a San Enrique algunas curaciones y otros milagros. El papa Adriano lo canonizó y lo llamó de mártir puesto que murió en labores pastorales víctima del odio hacia la conversión cristiana. En el año 1300 sus reliquias fueron trasladadas a la catedral de Abo, hoy en día Turku.