Saltar al contenido

Oración a San Cornelio

Cornelio fue el papa de la iglesia católica N°21, su mandato duró dos años, entre el 251 y el 253. Su festividad litúrgica se conmemora junto a la de San Cipriano el 16 de septiembre.

 Cornelio nació en Roma en la segunda mitad del siglo II. Fue electo como sucesor del papa Fabián 18 meses después de la muerte de esté, ya que los cristianos enfrentaban un difícil momento en medio de las persecuciones del emperador Decio, que además trajeron como consecuencia una ola de apostasías y renuncias a la fe cristiana entre los devotos por miedo a las torturas y al martirio.

El papa Cornelio, considerado los efectos de esta persecución y que la doctrina de Cristo llamaba al perdón, apoyado por el obispo de Cartago, san Cipriano, aceptó admitir en la iglesia a quienes habían renunciado a su fe durante estas persecuciones. Esto causó un nuevo cisma dentro del catolicismo, pues el presbítero romano Novaciano, se oponía a dicho perdón, ya que justificaba que la iglesia necesitaba un grupo de fieles santos y correctos, y que negar la fe era un pecado mortal que no podía ser perdonado, estos fueron los fundamentos del novacianismo.

Estas posturas encontradas de ambos religiosos llevaron a que Novaciano se nombrara para de la “iglesia de los puros” fundada por el mismo, apoyada por algunos obispos. En el sínodo del año 251, Novaciano y sus seguidores fueron excomulgados.

En el año 252 las persecuciones en contra de los fieles cristianos se reanudaron, esto llevó a que el papa Cornelio fuese desterrado por el emperador Treboniano Galo, en vista de que el papa se negó a rendir culto a los dioses romanos, culpándolo además de que esta ofensa llevó a que Roma fuese golpeada por una epidemia. Cornelio fue posteriormente encarcelado y falleció a consecuencia de los tratos crueles en el año 253.