Saltar al contenido

Oración a San Cono para encontrar trabajo

Oración a San Cono para encontrar trabajo

Obediente y venerado San Cono ante tu santidad vengo a exponer mi apremiante necesidad laboral por la que estoy orando y suplicando, ruega por un trabajo ante el poder celestial que por tus méritos y tu vida de amor, seguro serás escuchado y pronto mi necesidad contestada con bendición; hasta cuando venerado San Cono habré de esperar para recibir lo que en esta súplica quiero se me conceda, 

Es urgente mi necesidad de resolver los problemas económicos, quiero que a mi ser vuelva la tranquilidad, San Cono, alivia con tu intercesión ante el Trono de Dios mi petición de encontrar un trabajo, te ruego que se digno de mi ser, justamente remunerado y en condiciones laborales dignas y agradables, además que sea un trabajo acorde a mis capacidades y habilidades; en quien mas puedo yo confiar me acerque al poder Divino para recibir la gracia que pido en esta oración si no es en el poder y la santidad de un servidor y fiel al que nada le será negado.

Santo y venerable San Cono, dame tu mano benefactora, muestrame tu poder como santo que vives en la plenitud eterna, acoge mi necesidad laboral, esa necesidad de un trabajo que para quienes aún estamos en este mundo, es de absoluta obligación, pues tengo sobre mi responsabilidad obligaciones y personas que amo; acaso por mi poca fe no oirás esta oración, hombre santo y generoso, cuando obtendrás para mi gracia de lo alto del cielo.

Poderoso y glorioso San Cono, con humildad pero con esperanza y fe, presento ante tí mi estado de necesidad, mira las obligaciones que tengo sobre mi responsabilidad, por eso te pido prosperidad y comodidad mediante un trabajo para sobrellevar las dificultades y bendecir a quienes están bajo mi cargo; amado servido San Cono tú que moras al lado de quien es fuente y origen de todo bien, de toda creación, dígnate entregarle de mi parte esta oración, tráeme de él esperanza y pronta respuesta a la gracia que pido; acaso el Todopoderoso no oirá de tus manos lo que yo pido, gracias amado santo, gracias poder celestial por llenarme de esperanza y conceder mi petición.