Saltar al contenido

Oración a San Cipriano para pedir protección

Con la Oración a San Cipriano para pedir protección estarás rodeado de un escudo que impedirá que entre a ti todo mal. Esta es una oración poderosa que aclara y endereza tu camino, pide con Fe y nada te será negado.
Enciende una vela roja junto a la estatuilla de San Cipriano, cierra los ojos y repite 3 veces: “Aclara mi camino San Cipriano, se que al pedírtelo lo cumplirás”.

oracion a san-ciprianoOración a San Cipriano para protección

En el nombre de Dios Todopoderoso, yo te invoco San Cipriano con todo mi ser para que me libres de todo peligro, daño físico y espiritual que a mi intente llegar o sea enviado por seres malignos, libérame de traiciones, librame de todo animal rabioso y venenoso, líbrame de hechizos maléficos y  dirígeme con toda seguridad y  felicidad en mis viaje por el mundo.

Aclara mis camino San Cipriano Protector, alej de él, todos los peligros y seres que me puedan rodear o dañar, te ruego Santo Amado, intercedas por mí ante Dios para que me perdone por de Él alejarme y me libre del pecado, acoged San Cipriano misericordioso mi plegaria, y haced por vuestra clemencia, que yo y cuantos estemos atados por el lazo de la culpa seamos desatados y absueltos por Dios, Gracias a tu Bendita intercesión.

San Cipriano, protector de tus fieles, me entrego a tus bondadosas y milagrosas manos para que me concedas alejar de mí a los malos amigos ya toda persona que quiera hacerme daño, te ruego me ayudes a librarme de todas mis deudas físicas y espirituales, muéstrame como saldarlas pronto para mi bien y el bienestar de todos cuantos me rodean.

En tu santo nombre, Poderoso San Cipriano, te pido con toda mi fe y esperanza que con tu majestuoso poder me ayudes, guíes y protejas, que quites todo obstáculo que haya en mi camino a la felicidad.

Líbrame de todo trance, de toda amenaza y de las malas lenguas, protégeme de todo aquel que mi mal desea o pretende perjudicarme directamente, aleja de mí a personas, traidoras, envidiosas, violentas y bandoleras, líbrame por siempre del mal.

Amén.

Adquiere aquí los artículos para realizar esta oración