Saltar al contenido

Oración a San Canuto Lavard

oracion a San Canuto Lavard

San Canuto Lavard fue un santo de la iglesia católica nacido en Dinamarca durante el siglo XI. Era un príncipe y duque de Jutlandia Meridional, también llegó a ser rey de los obroditas (wendos, quienes eran los pueblos eslavos de la región centro-norte de Europa). Su nombre Lavard significa “señor” y es una palabra de origen Nórdico.

Canuto Lavard nació el 12 de marzo del año 1096 en la ciudad de Ringsted de Selandia (Dinamarca), era hijo del rey Erico I. Luego de la muerte de su padre (1103), su tío Nicolás I, el sucesor al trono, le otorgó el título de duque de Juntlandia Meridional en el año 1115.

En estas tierras de las cual era duque, se encontraban en las cercanías los obroditas o el pueblo wendo de Wagria, cuyo rey era el cristiano Enrique. Inicialmente tuvieron algunos enfrentamientos, pero luego llegaron a la paz, y el rey al no tener hijos nombró como su sucesor a Canuto. Desde ese momento, el santo se dedicó a evangelizar los paganos en dicha región de la costa báltica,

Por su parte, el príncipe Magno, quien era primo de Canuto, hijo de su tío Nicolás I de Dinamarca, había sido nombrado rey de Suecia tras la muerte del rey Inge I.  Magno vio a Canuto como una amenaza, pues ambos podían aspirar al trono de Dinamarca; la enemistad fue de tal grado que Margo planeó una emboscada en la que Canuto Lavard fue asesinado en un bosque cercano a Ringsted, el 7 de enero del año 1131, por esta razón se le considera como un mártir.

A causa de la admirable labor que Canuto Lavard había realizado en pro de la Iglesia, la evangelización y la promoción de la fe, la devoción por el príncipe comenzó luego después de su asesinato. Además, a raíz de este hecho, se desató una guerra civil en Dinamarca.

San Canuto Lavard fue canonizado por el papa Alejandro III el 25 de junio del año 1169.  Reinaba en Dinamarca, su hijo Valdemar I.