Saltar al contenido

Oración a San Calixto I

san calixto I papa

Calixto I fue el papa de la iglesia católica N°16, estuvo al frente de la Santa Sede en Roma entre los años 217 y 223. Bajo su mandato como papa, la iglesia atravesó una fuerte contradicción entre dos de sus figuras más importantes en aquel entonces, por un lado el papa Calixto I con una visión flexible, compasiva y receptiva en relación a los pecadores y el perdón de los pecados, y por otro lago el cristianismo rígido de san Hipólito, teólogo católico que criticó duramente a este papa de permitir costumbres que iban en contra de la religión.  Su festividad se conmemora el día 14 de octubre.

 Calixto de origen griego, nació en la segunda mitad del siglo II, era de una familia humilde, cristianos piadosos que lo educaron en el camino de la fe. De joven trabajó para Carpóforo, un funcionario del gobierno quien le confió sus bienes; pero, al cabo de un tiempo, Calixto I fue acusado de robos y mala administración, y condenado a pagar con trabajos forzaos en Cerdeña, probablemente todo una calumnia levantada para perjudicar a los cristianos.

Cuando el papa Víctor I consiguió la liberación de los esclavos cristianos, entre ellos se rescató a Calixto, quien comenzó a adoptar fielmente una vida religiosa, aproximadamente en el año 190. Cuando Ceferino fue electo para sucesor de Víctor I, este llamó a Calixto a Roma y lo nombró su confesor personal y diácono de la iglesia, de modo que a la muerte de Ceferino, Calixto I fue consagrado como papa en el año 217.

Esta elección despertó gran controversia en la iglesia católica. El primero en manifestarse fue san Hipólito, quien rechazaba este nombramiento, y culpaba a Calixto de su origen servil, y su actitud compasiva con los pecadores.

Cuando aún era diácono, por mandato del papa Ceferino, Calixto organizó las famosas Catacumbas de San Calixto que eran una especie de cuevas subterráneas de 4 pisos, con más de 20km de corredores, en los cuales se encuentran los sepulcros de muchos mártires famosos de estos primeros siglos.

En la doctrina religiosa que practicaba Calixto I, concedía el perdón de los pecados a quienes hacían penitencias y se arrepentían de sus malas acciones, la iglesia católica los recibía; con esta acción, este papa logró la conversión de muchos romanos. Así mismo trabajó en servicio de los enfermos, los pobres y los perseguidos, y se dice que practicaba duras penitencias como ayunos prolongados.

Calixto I fue apresado por los perseguidores romanos, lo encerraron en una celda para que muriese de hambre, pero el mártir resistió estos tormentos. Estando preso, con sus oraciones sanó a la esposa del carcelero que se encontraba gravemente enferma, y toda la familia del carcelero se convirtió al cristianismo en acción de gracias.

Finalmente murió mártir, según cuenta la historia, lo arrojaron a un pozo el cual taparon con tierra y escombros en el año 422; este es el conocido pozo de San Calixto en Roma.