Saltar al contenido

Oración a San Bonifacio I

oracion a san bonifacio papa

Bonifacio I fue el papa de la iglesia católica N° 42. Su período como papa duró poco menos de tres años, desde diciembre del año 418  hasta septiembre del año 422. Durante este período existió fragmentación en la iglesia religiosa, pasando por dobles elecciones papales y numerosos conflictos, por lo que durante su labor, Bonifacio I se encargó de restaurar la doctrina, la disciplina y la obediencia religiosa entre los sacerdotes y los fieles. Su festividad litúrgica se recuerda el 25 de octubre.

 Su nombre de origen latino significa “el que hace el bien”. Bonifacio I era de origen romano, su padre había ejercido un cargo religioso importante en la comunidad siendo presbítero. Era un hombre de edad avanzada, con varios problemas de salud, pero al mismo tiempo con profunda disciplina religiosa y gran estima en la iglesia, por lo que fue electo para sucesor del papa Zósimo, el 29 de diciembre del año 418.

Después de la muerte del papa Zósimo, la iglesia atravesó por el quinto cisma, al mismo tiempo que el papa Bonifacio fue electo en la Basílica de San Marcelo con el apoyo de nueve obispos provinciales y cerca de setenta sacerdotes; en la Basílica de Lateran, Eulalio fue consagrado como papa también por algunos diáconos, sacerdotes y el obispo de Ostia. De esta manera, Roma se vio en medio de una serie de conflictos y controversias a raíz de esta división en la iglesia.

El prefecto de Roma, Symmachus, quien era contrario a Bonifacio I, consiguió que este sacerdote fuese expulsado de la ciudad, ante lo cual, los partidarios del Sumo Pontífice intervinieron y en consecuencia el emperador Honorius convocó a un Sínodo de obispos italianos en Ravenna donde reuniría a los papas rivales para tratar el asunto en marzo del año 419.

Ante los conflictos el emperador solicitó que ambos papas dejasen Roma hasta que se llegase a un acuerdo, Achilleus, Obispo de Spoleto, fue el delegado temporal de la sede papal. Mientras que Bonifacio permaneció apartado, Eulalio violó el decreto del emperador, y regresó a la ciudad, ante lo cual el emperador indignado con su proceder, reconoció a Bonifacio como el papa legítimo el 3 de abril del año 418.

Aclamado por todos los fieles, Bonifacio I regresó a Roma el 10 de abril de ese año. Desde entonces comenzó a trabajar por la restitución de los valores cristianos, la organización de la iglesia, y el fortalecimiento de la disciplina y la autoridad. Entre sus modificaciones, Bonifacio I disminuyó los derechos dados al Obispo Patroclo por Zósimo, y restauró la jurisdicción de los obispos en las provincias metropolitanas; además, resolvió los conflictos con los representantes de la iglesia Africana.

Bonifacio I restauró algunas leyes de la iglesia ortodoxa, como la prohibición de las mujeres en tocar los linos sagrados o intervenir en la liturgia, y la restricción de los esclavos de no poder pertenecer al clérigo.

Falleció el 4 de septiembre del año 422. Su cuerpo se sepultó en el cementerio de Maximus en la vía Salaria.