Saltar al contenido

Oración a San Blas

Oración a San Blas
5 (100%) 1 vote[s]

San Blas es un famoso santo del catolicismo, conocido por ser médico y hacer curaciones milagrosas entre sus siervos. Fue además Obispo de la cuidad de Sebaste en Armenia. San Blas vino al mundo en el seno de una familia acaudalada y noble, recibió una educación cristiana y se manifestó en él su deseo por ser religioso y servir a Dios; aun siendo muy joven se ordenó como sacerdote y al poco tiempo ya era Obispo, además era médico.

Cuando inicio la persecución contra los fieles cristianos, un ángel de Dios le habló para que se retirase a una cueva en el Monte Argeus, viviendo un tiempo como ermitaño, donde este santo se dedicaba a cuidar y atender de fieras salvajes que estaban enfermas.

San Blas tenía el don de hacer curaciones milagrosas. Una de las historias más resaltantes es la de haber salvado a un niño quien se estaba ahogando por tragarse una espina de pescado que se le había quedado atorada en la garganta. Por esto, San Blas es conocido como el patrón de los enfermos de garganta y laringe, la cual se celebra cada 3 de febrero, se tiene como costumbre bendecir las gargantas.

Producto de la persecución contra los cristianos por parte del gobernador de Capadocia, San Blas fue hecho prisionero. Se encontraba orando en su cueva cuando fue capturado por unos cazadores que se encontraban en las afueras de la cueva del santo. El gobernador, Agrícola, intentó que San Blas renunciara a su fe, sin ningún éxito. Aún estando en prisión el santo pidió por la curación de otros presos enfermos. Se relata que fue echado para ahogarse en un lago, pero la fe lo sostuvo de pie sobre las aguas. Murió mártir torturado y decapitado en el año 316.