Saltar al contenido

Oración a San Bernardo de Corleone

oracion a San-Bernardo-de-Corleone

San Bernardo de Corleone fue un religioso italiano, consagrado santo por la iglesia católica, quien perteneció a la orden de los capuchinos; tenía un sentido de trabajo por los pobres y oprimidos, buscaba la redención de su vida con penitencia, meditación y oración.

De nombre secular Filippo Latini, Bernardo nació el 6 de febrero del año 1605 en Corleone, localidad de la provincia de Sicilia en Italia. Provenía de una familia de profundos valores cristianos, bondadosos, caritativos y trabajadores. De joven, trabajó en el oficio del hogar que era el de zapateros.

Tenía una especial devoción por Cristo  y la santísima Virgen, aunque su personalidad era dura y su carácter fuerte. En una ocasión, tuvo una fuerte discusión con un joven  que acabó en un duelo donde su contrincante fue seriamente herido. Filippo busco consuelo en la iglesia, le brindaron asilo, más su consciencia lo torturaba.

En medio de la soledad tuvo tiempo para reflexionar y meditar sobre los hechos de su vida. Fue entonces cuando llegó al arrepentimiento y buscando el perdón de Dios se sumergió en la penitencia. Vistió el hábito de los Hermanos Menores Capuchinos, y pidió ingreso en el convento de Caltanissetta de la región de Sicilia, cambiando su nombre a Bernardo.

Desde entonces fue un hombre completamente renovado, en busca de la perfección del espíritu, humilde y obediente; atendía a los enfermos, ayudaba en los trabajos del convento y prestaba diversos servicios. Se dice que alcanzo un profundo desarrollo espiritual al punto de que llegó a curar enfermos.

Falleció el 12 de enero del año 1667 en Palermo, con 62 años de edad. Fue beatificado por el papa Clemente XIII el 15 de mayo de 1768 y canonizado en el 2001 por el papa Juan Pablo II.