Saltar al contenido

Oración a San Berardo de Calvi

oracion a san-berardo-de-calvi

San Berardo fue uno de los santos mártires, presbíteros de la iglesia católica, perteneciente a la Orden de los Hermanos Menores, quienes, siendo enviados por san Francisco para la proclamación del Evangelio en las tierras de los árabes, fueron encarcelados, torturados y asesinados por estos pueblos. Vivió entre el siglo XII y XIII.

Se dice que San Berardo de Calvi nació en la segunda mitad del siglo XII y que pertenecía a una importante familia de Calvi, una localidad francesa a orillas del mar mediterráneo. Desde joven sintió inclinaciones religiosas que lo llevaron a solicitar admisión en el monasterio de los franciscanos, haciéndose parte de la Orden de los Frailes Menores.

En persona, Berardo conoció a san Francisco de Asís, quien lo envió a él, junto con otros presbíteros y religiosos, a la primera misión de evangelización en las tierras de los sarracenos. Según los relatos, tal parece que San Berardo era el más culto, pues hablaba árabe con fluidez y predicaba en su propia lengua, a los sarracenos. Además, tenía el don de la palabra para defenderse con argumentos fuertes y certeros de las acusaciones y cuestionamientos contra la fe.

Berardo y los otros religiosos franciscanos, se embarcaron en misión a Sevilla, predicaron intensamente en las calles y en los espacios abiertos, hasta que fueron capturados, castigados con azotes y enviados en el exilio a Marrakesh (que probablemente corresponde hoy en día a Marruecos). Llegando en dicha región árabe, Berardo y los religiosos escaparon de la custodia y comenzaron a predicar, aunque fueron rechazados por el pueblo árabe, apaleados, capturados, torturados para que negasen su fe, y al ver su inquebrantable determinación, Berardo y los demás monjes que lo acompañaban en la misión fueron decapitados en Marrakesh el 16 de enero del año 1220.