Saltar al contenido

Oración a San Anastasio III

Anastasio III fue el papa de la iglesia católica N° 120, cuyo período como pontífice se extendió desde el 911 hasta el 913. En este período, su pontificado no tuvo nada de grandioso, pues estuvo fuertemente marcado por la influencia de los gobernantes romanos que habían pasado a ser la vos principal en las elecciones de los pontífices. Por otro lado, estableció correspondencias con el patriarca de Constantinopla y corrigió algunas decisiones de la administración de la iglesia anteriores a él.

Anastasio II nació en la ciudad de Roma, posiblemente a comienzos del siglo X. Era hijo de un funcionario romano, aunque existe un rumor de que fuera hijo ilegítimo de su predecesor el papa Sergio III. Se encontraba al servicio de la iglesia en roma, y tenía amplias relaciones con Teofilacto I y la familia real de Tusculum, quienes apoyaron e influenciaron la elección de este pontífice en septiembre del 911.

En sus funciones como sacerdote, Anastasio III siempre se condujo con moderación, limitado por la influencia de la aprobación e instrucciones de Teofilacto I y su familia. Algunos hechos que desarrolló fueron el determinar las divisiones de la iglesia en Alemania, restaurar el cargo de diácono a San Adriano, mantener correspondencia con el patriarca Nicolás de Constantinopla, en cuyas cartas exponía la pena por las persecuciones del emperador León.

Por otro lado, bajo presiones, Anastasio III acabó por ceder ante las peticiones de Berengario el rey de Italia, para concederle el arzobispado de Pavía con todos los honores de las actividades religiosas y concediéndole un puesto a su izquierda en las reuniones eclesiásticas.

Paralelamente en este gobierno, Rollón jefe de los vikingos, se coronó en los territorios del norte, como el ducado de Normandía. Este rey posteriormente se convertiría al cristianismo.

El papa Anastasio falleció en circunstancias extrañas, se dice que fue asesinado por orden de Teofilacto en junio del 913.