Saltar al contenido

Oración a San Adyuto

San Adyuto fue otro de los mártires franciscanos, presbítero y religioso italiano, quien enviado en una misión para evangelización de los pueblos musulmanes por el propio san Francisco de Asís, fue torturado y decapitado en el siglo XIII, junto a otros santos mártires como Berardo, Otón y Pedro, también hermanos franciscanos.

oracion a San Adyuto

Adyuto ó Adiuto da Narni, nació en la segunda mitad del siglo XII en la región de Narni, una localidad de Italia situada en la provincia de Terni en la región de Umbría. Proveniente de una familia humilde y religiosa, desde su juventud profesaba sus intenciones de consagrarse a una vida de servicio a Dios; habiendo cumplido la mayoría de edad, ingresó a un monasterio franciscano y pasó a ser admitido en la Orden de los Frailes Menores Franciscanos.

Reuniéndose en Italia con san Francisco de Asís y otros religiosos hermanos de la orden, aceptó la misión de ir en evangelización y conversión de los pecadores en las tierras de los musulmanes. Partió en su viaje junto con san Berardo, san Acursio, san Otón y san Pedro da Sangemini.

Llegando a Sevilla, que era territorio de los musulmanes en aquel entonces, fueron capturados cuando estaban predicando, y llevados ante el sultán Miramolino, quien los castigó con el exilio en Marrakech (hoy Marruecos). Estando en dicha región, pese a las advertencias y amenazas de los árabes, Adyuto y los demás religiosos continuaron predicando, lo que provocó que fueran encarcelados y torturados. Como se negaron a dejar de predicar y a rechazar su fe cristiana, Adyuto y los otros religiosos fueron condenados a morir decapitados en Marrakesk el 16 de enero de 1220.

Los cuerpos de estos frailes menores fueron trasladados al monasterio de la Santa Cruz de Coïmbra en Portugal hasta el 2010 cuando se trasladaron al santuario de San Antonio de Padova en Terni, Italia.  Su canonización estuvo a cargo del papa Sixto IV, franciscano, en 1481.