Saltar al contenido

Oración a San Adeodato II

El papa Adeodato II (en ocasiones llamado de Diosdado II), fue el papa de la iglesia católica N° 77, quien estuvo a la cabeza de la Santa Sede durante los años 672 hasta el 676. Este papa era monje benedictino, y aún como Sumo Pontífice, nunca dejó de practicar la austeridad, la oración y la penitencia que caracterizan la disciplina monástica. Era un hombre bondadoso y caritativo, al servicio de los pobres, e implacable con los herejes. Su festividad se celebra el día 17 de junio.

Adeodato II nació en el año 621 en la ciudad de Roma, parece que era hijo de un religioso, él mismo decidió tomar los hábitos desde muy joven e ingresó al monasterio benedictino de San Erasmo en Roma, donde vivió un largo período. Tras la muerte del papa Vitaliano, Adeodato II fue electo como su sucesor el 11 de abril del año 672.

Durante su pontificado, contó con la simpatía del emperador Constantino IV, lo que le permitió luchar activamente contra las doctrinas herejes, principalmente el monotelismo. Se recuerda que en aquellos días, muchas corrientes de pensamiento intentaban explicar la naturaleza del origen de Jesús, y estas contrarias a las afirmaciones del catolicismo, eran consideradas heréticas, sin embargo, ocasionaban importantes conflictos para la iglesia.

Adeodato II también se enfrentó a otras religiones, principalmente a la invasión de musulmanes, en los territorios romanos, que llevaron a conflictos entre los fieles para poder liderar una iglesia católica en libertad.

En su pontificado también favoreció la disciplina y la organización de los monasterios; era un siervo piadoso, preocupado con los necesitados y los peregrinos; aun después de Pontífice continuó sus costumbres monásticas. Se dedicó a organizar misiones evangelizadoras, con las que logró la conversión de muchos maronitas. Entre otras obras, restauró la Basílica de San Pedro, y reformó monasterios, como el de Santo Erasmo.

El papa Adeodato II falleció el 17 de junio del año 676.