Saltar al contenido

Oración de la noche para dormir en paz

Oración de la noche para dormir en paz

Oración de la noche para dormir en paz

Amado Señor, ya que nos has dado la gracia de vivir y gozar de este día, ahora que la noche ha llegado, ahora que nos concedes el momento propicio para el descanso, para el reposo y el sueño, concédenos tu cercanía, tu bondad y tu gracia, no nos prives de tu protección, de tu poder y de la esperanza que de ti mismo hemos recibido y que sólo puede proceder de tu omnipotencia.

Antes de conciliar el sueño y entrar en el descanso de esta noche, Señor, quiero postrarme ante tus pies, suplicarte para que estés a mi lado cuidandome, haciendo presencia dentro de mi habitación y llenando cada rincón de mi casa para que mis seres amados también reciban tu gracia y tu protección, solo así Señor mi cuerpo y alma estarán tranquilos porque si tu estas cerca, quien habrá de hacernos daño.

Dame la gracia de reconocer tu grandeza, tu bondad y tu generosidad, que no sea yo desagradecido ante tanto bien que me haces, que no caiga yo en un silencio ante ti cuando todo lo he recibido de lo alto del cielo por tu gracia y que no sea yo como uno de los nueve leprosos que han recibido tu favor y luego en un acto de ingratitud, nadie devuelve un solo gesto de reconocimiento a tu grandeza.

Glorioso y eterno Creador, gracias por la gratuidad de tu amor, gracias porque todo nos lo entregas y no esperas nada a cambio, perdona nuestras faltas, perdona nuestra frialdad para reconocerte como la fuente única e inagotable de todo bien; que mi ser en cuerpo y alma te aclame, te adore y te glorifique hoy antes de ser vencido por el cansancio y el sueño de esta noche y cuando ya el reposo me haya llevado a conciliar mi sueño, mis suspiros puedas tu tomar como tributo y adoración.

Señor, así como sabiamente el día ha terminado su obra en nuestro favor, haz que de la misma manera esta noche nos abrace, nos guarde y conduzca con dulzura nuestro sueño y nuestro descanso para que la promesa del siguiente día, nos reciba con su esplendor y podamos ver en él cuán grande y majestuoso es el amor que nos tienes.

Tu gracia me basta Señor, tu amor me ilumina y tu poder me llena de confianza; hoy cuando la jornada de este día finaliza, concédenos la gracia de disfrutar de tus bondades que mediante el sueño profundo y reparador, nos dispone y nos prepara físicamente para un nuevo dia; ponte siempre a nuestro lado, especialmente en el momento en que nos hallamos en el descanso y reposo de la noche.

Padre, gracias por escucharme, gracias porque ahora se que puedo dormir tranquilo, pues tu presencia yace en mi corazón y el corazón de todos los miembros de mi familia.

Buenas noches mi Señor.