Saltar al contenido

Oración de la noche para dar gracias a Dios

Oración de la noche para dar gracias a Dios

Amado Padre, único y eterno Dios, que en esta noche mi sueño y mi reposo, expresen gratitud, sean para ti instrumento de adoración, que en el silencio y la pasividad de esta noche, oigamos tu voz, percibamos tus pasos y nos envuelva tu presencia, gracias por otra noche mas para nosotros tus hijos, manten cerca de nosotros tus ángeles que nos cuidan, tu poder que nos tranquiliza y tu grandeza que nos hace invencibles al enemigo.

En esta noche que con amor has dispuesto para nosotros, permite que te expresemos nuestro sentimiento de gratitud y complacencia porque aunque no hay mérito en nosotros, de ti lo recibimos, gracias porque nos creaste para que fuéramos felices y para que tu nombre adoremos por siempre.

Gracias Padre por estar a nuestro lado durante toda esta noche y durante las noches que hemos precisado de tu ayuda; quienes somos nosotros para merecer de tu gracia, tu compañía y tu protección, debo reconocer que en tu palabra y en la oración he hallado tranquilidad, felicidad y la fuerza suficiente para continuar a pesar de la adversidad.

Gracias porque todo lo has puesto a nuestro servicio, reconocemos con amor la gratuidad e inmensidad de tus obras, danos la gracia de poder expresar en cada favor que de ti recibimos una respuesta de agradecimiento, en cada instante de vida, la alegría de existir y en cada noche que pasa, la felicidad de saber que no existe el azar, solo existe tu amor por tus hijos en los cuales te glorías porque todo la has dispuesto para nuestro bien.

Gracias Señor, bendita y bienvenida sea esta noche que se aproxima, toma el control de ella, toma el control de toda la humanidad, toma el control de nuestros miedos y temores, toma nuestra integridad de cuerpo y alma, abrázanos y quédate a nuestro lado, tu gracia nos basta, que la humanidad entera te de gloria y te tribute adoración como único Dios; en tus manos está el tiempo, nuestra vida, la oscuridad, el nuevo amanecer y nuestros miedos; gracias porque tenemos un Padre verdadero que no nos fallará y que siempre cumple sus promesas.

Ante ti Señor inclino mi cabeza, ante ti Dios del cielo, elevo a esta hora mi plegaria y mi gratitud por haberme otorgado una noche mas para reposar, descansar y reparar mi cuerpo y mente* para otro día que vendrá conforme a tu promesa; cuán pequeño soy, cuán frágil soy, como no quererte, cómo no creer en la grandeza de tus obras, cómo no darte gracias y reconocer que eres Dios único, omnipotente y eterno.

En esta noche Señor te agradezco todos los favores y tu bondad, y reconozco que solo tu tienes el poder y la gracia, durante este reposo nocturno ruego me concedas paz y serenidad, descanso y paciencia; gracias por recibir mis oraciones y mis ruegos; Señor, te pido compasión, y el gozo de tu perdón, llena de amor mi corazón y en todo momento, no me prives de tu bendición.

Solo tu poder omnipotente puede librarme del alcance del maligno, de sus acechanzas y de su maldad sobrenatural, que aunque invisible para mi, es visible para ti, guárdame de todo mal en especial durante la noche cuando soy tan vulnerable.  Acompaña mi reposo, acompaña luego mis pasos y mis deberes, fortaléceme cuando la debilidad y el abatimiento me rodean y dame siempre tu bendición para enfrentar los retos de cada día.

Infunde tu Espíritu Santo en cada persona que busca tu luz y cuida de todo aquel que diga tu nombre.

Padre nuestro, ave maria