Saltar al contenido

Oración a Pio XII

Pío XII fue el papa de la iglesia católica N° 260, su período de 1939 a 1958, coincide con la segunda guerra mundial (1939 a 1946), tiempo en el que el pontífice se mostró como la única voz valiente en Europa capaz de denunciar los crímenes del nazismo en especial contra el pueblo judío. Su memoria se recuerda el 9 de octubre.

Pío XII nació en la ciudad de Roma el 2 de marzo de año 1976, llevando por nombre Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli. Ingresó a la vida religiosa en su juventud, llegando a asumir cargos como secretario de la Congregación de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios, nuncio papal y Secretario de Estado. Participó en varios acuerdos internacionales promovidos por su predecesor, con los europeos y los americanos. En 1933, participo de la firma de un concordato con la Alemania Nazi que sería irrespetado por Hitler.

Asume el pontificado el 2 de marzo de 1939, meses antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Su posición ate este conflicto estuvo marcada por la condena del régimen nazi a causa de las atrocidades cometidas contra Europa y el pueblo judío. La comunidad Judía de Roma estuvo profundamente agradecida con la labor del pontífice y en su honor obsequiaron una placa que puede verse en el Museo Histórico de la Liberación en Roma.

El Papa Pío XII trabajó por la organización de los grupos de laicos en las comunidades; aceptó la participación en congresos científicos para ilustrar la doctrina cristiana en el contexto de los resultados de la ciencia. Dio excelentes discursos sobre moral, fe y ética profesional en el contexto de la iglesia.

El trabajo incansable de su labor como Papa acabó por debilitar su salud; desarrolló una Insuficiencia Cardíaca y falleció el 9 de octubre de 1958 en Castell Gandolfo, su residencia de verano. Fue declarado venerable en diciembre de 2009 por el papa Benedicto XVI.