Saltar al contenido

Oración a Pío XI

Pío XI fue el papa de la iglesia católica N° 259, entre los año 1922 y 1939, un período que ocupó el tiempo entre las guerras. Este pontífice recibió muchos títulos dados por su actividad de escritor de encíclicas, promotor de misiones y concordatos que caracterizaron su pontificado; se interesó particularmente por organizar a los laicos en la Acción Católica, reformar la administración de la iglesia, y por las misiones evangelizadoras. Su memoria se recuerda el día 10 de febrero.

Pío X tenía por nombre de cuna Achille Damiano Ambrogio Ratti. Nació en el Reino de Lombardía- Venecia el 31 de mayo de 1857.

Después de estudiar teología y ser ordenado, fue profesor en el Seminario de San Pedro Mártir hasta 1907, así como también enseñaba lengua hebrea en el Seminario Teológico de Milán. Posteriormente se desempeñó como prefecto de la Biblioteca Ambrosiana de Milán, hasta que en 1912 el papa Pío X lo nombra Viceprefecto de la Biblioteca Vaticana, y al año siguiente es nombrado canónigo de la Patriarcal Basílica Vaticana.

Durante el mandato de León XIII, Ratti es designado como delegado diplomático en varias misiones en el Imperio Austriaco, en Francia, y en Polonia y Lituania. El papa Benedicto XV lo nombra arzobispo de Milán y cardenal presbítero de San Silvestro e Martino ai Monti en 1921.

Su elección como pontífice ocurre el 6 de febrero del 1922, cuando toma el nombre de Pío XI. Su experiencia como hombre estudioso y de cultura, conocedor de leyes y administración, y su trabajo como servidor de la iglesia, le dieron el perfil de un  buen candidato. Su coronación, fue la primera pública desde 1870.

Realizó muchas actividades, escribió más de treinta encíclicas, todas destinadas a manifestarse en asuntos de interés de la iglesia; buscó mejorar acuerdos entre la iglesia y los gobiernos a través de la firma de muchos convenios. Instauró la Acción Católica, como una medida de organización de los laicos para evangelizar los distintos sectores de la sociedad. Así mismo, promovió muchas misiones, beatificó y canonizó a muchos santos, y proclamó Doctores de la Iglesia a San Juan de la Cruz y San Alberto Magno.

Hacia el final de su pontificado, mostró su angustia por el ascenso del nazismo a manos de Hitler, con quien intentó establecer acuerdos en 1933, que no lograron su objetivo. En mayo de 1938, se rompieron las relaciones.

El papa Pío XI falleció el 10 de febrero de 1939, antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.