Saltar al contenido

Oración a Pío VIII

Pío VIII fue el papa de la iglesia católica N° 253, durante los año 1829 y 1830. En este período continuó con las posiciones de su predecesor siendo contrario a las corrientes masónicas, al carbonarismo, y manifestando su posición sobre los matrimonios entre personas de religiones diferentes; redactó una constitución apostólica donde trató estos temas. Su memoria se recuerda el 1 de diciembre.

Pío VIII nació con el nombre de Francisco Saverio Maria Felice Castiglioni Ghisleri, en el seno de la familia de los condes de Castiglioni. Cursó estudios en teología en el Colegio Campana de los Jesuitas de Osimo; en 1795 hizo un doctorado en derecho civil y canónico en la Universidad de Bolonia, y a los pocos meses se ordenó como sacerdote. Fue vicario general de varias ciudades pontificias, Anagni, Fano, y Ascoli Piceno entre 1788 y 1797.

En 1800 es consagrado obispo de Montalto por el papa Pío VII. Fue perseguido por Napoleón debido a su posición de defender la iglesia y sus derechos, por lo cual tuvo que huir al destierro en Milán hasta la caída de Napoleón cuando pudo ocupar de nuevo su diócesis.

Es ordenado cardenal de Santa Maria in Traspontina en 1816, luego como obispo de Cesena. A su regreso a Roma, recibe la distinción de cardenal obispo de Frascati en 1821.

Su elección como pontífice se ejecuta el 31 de marzo de 1829 cuando toma el nombre de Pío VIII. Decide continuar la obra de su predecesor, se opone a los movimientos liberales y racionales; promueve las misiones, y recomienda prudencia y cautela a los movimientos de emancipación civil y política en donde participaban comunidades católicas de Bélgica, Polonia e Inglaterra.

Contra Federico Guillermo III de Prusia, se manifestó en relación a los matrimonios de religiones mixtas, dejando claro que debía acordarse la educación católica de los hijos legítimos en marzo de 1830. Ese mismo año, la revolución francesa contra Carlo X desencadenó represalias contra el clero, por lo cual el papa Pío VIII acepta a Luis Felipe de Orleans y ordena al episcopado de Francia reconocer el nuevo orden.

Pío VIII falleció el 1 de diciembre de 1830.