Saltar al contenido

Oración a Pio IV

Pío IV fue el papa de la iglesia católica N° 224, su pontificado ocupó el período entre los años 1559 y 1565. Era un hombre ampliamente preparado, conocedor de diversas ciencias, desempeñó cargos de renombre en los pontificados anteriores al suyo, aunque sus relaciones con su predecesor Paulo IV no fueron amistosas, por ello Pío IV quiso desligarse de las conductas anteriores y aunque prosiguió con la reforma, lo hizo en una actitud más pacífica y conciliadora; aunque cayó en la práctica del nepotismo en algunas decisiones. Su memoria se recuerda el 9 de diciembre.

Pío IV nació el 31 de marzo del año 1499 en la ciudad de Milán, su nombre secular era Giovanni Ángelo Medici, y a pesar de su apellido, nada tenía que ver con los aristócratas de Florencia, de hecho su hogar fue sencillo y humilde. Estudió carrera militar en Pavía y Bolonia, también estudió las leyes y la filosofía haciéndose de una admirable reputación de jurista. Luego comenzó a integrarse a los asuntos religiosos siendo sacerdote a los 28 años.

Se trasladó a Roma en el año 1527 donde el papa Clemente VII lo designó como protonotario, cargo que desempeño hasta el gobierno del papa Paulo III de quien fue además delegado en muchas misiones, y quien lo nombra cardenal y presbítero de Santa Prudenciana en el año 1549. En el pontificado de Paulo IV las diferencias separaron a Medici de Roma, quien se dedicó a cultivar la literatura y obras de caridad.

Tras la muerte de Paulo IV, en el cónclave más demorado del siglo XVI, el cardenal Medici fue electo en 1559, ascendiendo al trono como Pío IV. Impulsó la reforma católica pero con espíritu de decisión más dócil y sereno, su intención era rescatar la iglesia y desligarse de los vicios de los predecesores. No obstante, cayó en el nepotismo al nombrar cardenal a San Carlos Borromeo, quien fue clave para el triunfo en el Concilio de Trento. Si bien esta estrategia resultó en pro de la iglesia católica.

En otros aspectos, el papa Pío IV cuidó de embellecer la ciudad Romana que estaba aun sentida en medio de conflictos y vicios. Restauró muchos edificios, entre ellos el convento de Cartuja, la iglesia de Santa María de los Ángeles, el palacio de los Conservatorios del Capitolio, la oficina de impresiones del Vaticano; además inauguró nuevas calles y obras en el Vaticano, en muchas de las cuales participó Miguel Ángel.

Pío IV cayó enfermo y falleció el 9 de diciembre del año 1565.