Saltar al contenido

Oración a San Nicolás IV

Nicolás IV fue el papa de la iglesia católica N° 191, su pontificado ocupó los años entre 1288 y 1292. Este fue el primer pontífice de la orden de los franciscanos, antes de su consagración, fue delegado papal en importantes misiones político-religiosas, como pontífice, continuó apoyando las medidas de sus predecesores sobre el rescate del reino de Sicilia; buscó promover las cruzadas, aunque sin éxito al conseguir apoyo; en cuanto a la iglesia, adoptó medidas económicas para la manutención del clero y el colegio cardenalicio. Se recuerda su memoria en fecha 4 de abril.

 Nicolás IV nació el 39 de septiembre del año 1227 en la ciudad italiana de Ascoli, su nombre era Girolamo Masci. En su juventud, ingresó a la orden de los franciscanos forjó gran parte de sus cualidades religiosas. En el año 1272, recibió la designación como delegado pontificio en Constantinopla, para promover la participación de la iglesia ortodoxa en el XIV Concilio Ecuménico de Lyon que sería celebrado en 1274.

En el año 1278, recibió el nombramiento de cardenal presbítero de la iglesia de Santa Prudenciana y Patriarca Católico de Constantinopla, por el papa Nicolás III. Luego, en el mandato del papa Martín IV, fue consagrado como obispo de Palestrina (Italia).

Tras la muerte del papa Honorio IV, el trono papal estuvo vacante por casi 10 meses, puesto que Roma se vio en medio de una peste terrible que acabó con la vida de muchos clérigos romanos; los cardenales que sobrevivieron, se refugiaron lejos de la ciudad hasta que la epidemia fue controlada. El 22 de febrero del año 1288 se le consagra al obispo Girolamo como el primer papa Franciscano, quien toma el nombre de Nicolás IV.

Entre sus primeras acciones, coronó a Carlos II de Anjou como rey de Nápoles y Sicilia en mayo de 1289, en contra de las pretensiones de Jaime II de Aragón quien retenía el poder en la región de Sicilia. Este conflicto se resolvió el 1291 con el acuerdo entre Alfonso III de Aragón y Felipe IV de Francia quienes expulsaron a Jaime II de Sicilia.

Como medidas para la iglesia, en el 1290, promulgó un decreto por el cual los cardenales recibirían mitad de los ingresos de Roma para manutención del Colegio Cardenalicio. Al año siguiente, el papa Nicolás IV intentó promover una cruzada para recuperar la Tierra Santa de San Juan Acre, pero no consiguió el apoyo de los monarcas europeos.

El papa Nicolás IV se interesó por la expansión de la fe católica, en este sentido, promovió misiones entre los tártaros y los mongoles de evangelización. Falleció el 4 de abril de 1292.