Saltar al contenido

Oración a San Nicolás III

Nicolás III fue el papa de la iglesia católica N° 188, cuyo período ocupó los años entre 1277 y 1280. Durante su pontificado, buscó reafirmar la posición de la iglesia en frente de los monarcas europeos, organizó las elecciones de los cargos políticos romanos y publicó una bula para guiar las reglas de los franciscanos. Su memoria se recuerda el 22 de agosto.

 Nicolás III nació en la ciudad de Roma en el año 1215, su nombre de cuna era Giovanni Gaetano Orsini, miembro de esta importante familia en la nobleza italiana. Tomó el camino religioso a temprana edad, siendo funcionario del clérigo con importantes papeles en los mandatos que le precedieron. Fue cardenal diácono de San Nicolás, nombrado por el papa Inocencio IV; luego Alejandro IV lo designa como protector de la orden franciscana, y bajo el mandato del papa Urbano IV, se le designa como jefe de la inquisición.

Su último cargo fue el de arcipreste de la iglesia de San Pedro, en el mandato del papa Juan XXI. Luego de la trágica muerte de este ultimo pontífice, el cardenal Giovanni es electo como sucesor, decisión que fue influenciada en parte por el poder de su familia de cuna, se le consagró el 22 de agosto del año 1277, como el papa Nicolás III.

Como primeras medidas buscó reafirmar la autoridad de la iglesia. En el año 1278 recuperó los territorios de Romaña y Rávena para los Estados Pontificios, de manos de Rodolfo I de Habsburgo, y meses más tarde, dictó una ley en la que aseguraba que los senadores y funcionarios romanos debían ser ciudadanos romanos.

También estableció la bula Exiit qui seminat,  para esclarecer la regla de observancia de la pobreza en la orden de los franciscanos.

El papa Nicolás III falleció el 22 de agosto de 1280, a consecuencia de un derrame cerebral.