Saltar al contenido

Oración a María Rosa Mística

La Virgen María Rosa Mística es una de las advocaciones de la santa madre de Jesús, cuyas apariciones tuvieron lugar en una región al norte de Italia llamada Montichiari, en el año de 1947.

Oraciones a Maria Rosa Mística

Maria Rosa Mística

La virgen se le presentó a una enfermera de nombre Pierina Gilli en varias ocasiones. La primera aparición tuvo lugar en una de las salas del hospital, la enfermera Pierina, observo a una hermosa Señora que iba vestida con un manto morado y su cabeza estaba cubierta por un velo blanco; en su pecho se distinguían tres espadas que lo atravesaban, y tenía una expresión triste y llorosa, de sus labios salían las palabras “oración, penitencia y reparación”

La segunda vez que se le apareció a la enfermera, María Rosa Mística, fue un domingo 13 de junio del año 1947, sucedió en el hospital. En esta oportunidad, la santa virgen llevaba un manto blanco, y en su pecho se veían tres rosas de color blanco, rojo y dorado.

La enfermera Pierina preguntó a la señora que quién era, a lo que la Virgen le contesto que ella era la Madre de Jesús y de la humanidad, que había sido enviada para aumentar la devoción mariana, prometiendo que quienes la venerasen gozarían de su protección, así como se despertarían muchas más vocaciones religiosas.

La sagrada Virgen María le dice a Pierina que desea ser venerada como María Rosa Mística que significa “rosa misteriosa”

La virgen explicó sus visiones a la enfermera; la espada representaba la pérdida de la vocación de sacerdote, la segunda, la vida en el pecado y la tercera, la traición de quienes abandonan la vocación del sacerdocio. Por otro lado, las rosas simbolizan la blanca, el espíritu de la oración, la reparación y el sacrificio; la rosa dorada es el espíritu de penitencia, y la rosa roja la reparación y sacrificio.

maria-rosa-mistica

La Virgen anunció que se manifestaría el 8 de diciembre del mismo año, y así lo hizo estando numerosos feligreses en la Iglesia de Monthichhiati, donde la Virgen apareció, manifestando su deseo de ser venerada como la Rosa Mística.

María Rosa Mística: Una devoción no oficial

María Rosa Mística es la advocación mariana que se presentó a mediados del siglo XX; a pesar de que cuenta con muchos devotos, templos y veneración en diversas partes del mundo, esta aparición no es reconocida por iglesia católica. También se le conoce como Virgen de Montichiari, debido a la región donde hizo sus primeras apariciones.

La principal testigo de la revelación de la Virgen María como Rosa Mística, es la humilde servidora Pierina Gilli, quien nació en el año 1911, y trabajaba como enfermera en una pequeña comuna de la localidad. Sus relatos fueron detallados a partir de un diario en el que Pierina cuenta su biografía y explica con detalles cada una de las apariciones de la Rosa Mística.

Para tratar de oficializar esta revelación, Pierina logra una audiencia con el papa Pío XII, el 9 de agosto de 1951, en Castelgandolfo. Sin embargo, la iglesia no ha aprobado esta advocación. No obstante, alrededor del mundo, muchos lugares e han hecho fieles devotos de la Rosa Mística, comenzando en el pequeño templo de María Rosa Mística en Montichiari, y en la fuente de Fontanelle, lugares donde parece haberse manifestado esta aparición.

Esta última región es conocida como la Fuente de Gracia de Fontanelle, promovida por Pierina el 13 de mayo de 1966, como un sitio para recibir enfermos, lavarlos y rogar por su sanación.

Según palabras de Pierina, el 13 de julio es el día de la Virgen Rosa Mística, fecha que le fue indicada por la misma Virgen para su conmemoración.

Luego de una serie de investigaciones eclesiásticas en relación a los sucesos y relatos de Pierina, la última posición de la iglesia fue dada en el 2013, manifestando la negativa de reconocer como verídicas estas apariciones. Sin embargo, María Rosa Mística es una forma de representación de la Virgen que ha adquirido importancia en muchas comunidades católicas en varias regiones del mundo.

Símbolos de La Virgen María Rosa mística

El 9 de mayo de 1970, según relato de Pierina, la Virgen María le solicita que mande a acuñar una medalla la cual lleve en una cara “Rosa Mística” y en la otra, “María Madre de la Iglesia”. De ahí el origen de la medalla de la Virgen Rosa Mística, quien en su mensaje, habría sido enviada a Montichiari para esparcir los dones del amor maternal y de la gracia de la fe.

La instrucción de la Virgen era que sus hijos llevaran el símbolo de la medalla en el pecho, cerca del corazón en todo momento, y quienes así lo hicieran, gozarían del amor, la protección y la bendición de la Virgen María y de Dios. La medalla también reconocería a la Virgen como la Madre de Jesús y de todos los hombres fieles. Es un símbolo muy popular y conocido entre las comunidades devotas de la Rosa Mística.

Otra señal que también está fuertemente relacionada con la Rosa Mística es la manifestación de escarchar o brillitos. Estas no son comunes dentro de la iglesia, sin embargo, desde su aparición han estado ligadas a manifestaciones de María Rosa Místicas, así como a otras advocaciones marianas.

Se trata de pequeñas escarchas de colores que se manifiestan en algunas imágenes de la Virgen María y en los alrededores de la imagen, incluso en la piel de algunos devotos. Las escarchas son de varios colores y cada una simboliza una petición, un sentimiento, un don.

Además de las escarchas, fragancias de olores de rosas, han sido llamadas como “olores de santidad”, se han presentado como otras manifestaciones que emanan de las figuras de la Santísima Virgen y del Santo Rosario.

Estas serían manifestaciones de la protección de la Virgen sobre los fieles, su intercesión por aquellos que oran, practican penitencias y sacrificios, y buscan la redención en el camino hacia la proximidad a Jesús.