Saltar al contenido

Oración a María Auxiliadora

La Santa Virgen María Auxiliadora es una de las advocaciones con las que se conoce a la madre de Jesús que se ha manifestado en la tierra. Su historia comienza desde el año 345 d.C. cuando el monje San Juan Crisóstomo, estando en Constantinopla, llama a la divina Virgen María, como “la auxiliadora del poderoso Dios”.

Oraciones a María Auxiliadora

María Auxiliadora

La Iglesia Católica reconoce el título de Madre María Auxiliadora para la santísima virgen, y esta advocación de María se asocia a la protección de los cristianos en Europa, África y Oriente Medio en los tiempos de guerra.

Sin embargo, este título ya se le venía dando a la santa madre desde antes. Se conocen tres episodios claves para la veneración de la santa virgen María Auxiliadora.

El primero fue el 7 de octubre del año 1571 cuando la flota cristiana vence a una flota de turcos, invocando a María como el auxilio de los cristianos. La segunda sucede el 12 de septiembre de 1683, con un ejército inferior en fuerzas, al mando del rey de Polonia, poniendo su fe en la Virgen Auxiliadora, logra derrotar a los turcos.

Finalmente el tercer episodio representativo sucede en Roma en mayo de 1814, Pío VII es liberado por la ayuda de la santísima virgen de una prisión napoleónica, el papa logra volver a Roma donde posteriormente en honor a la Santa Virgen proclama la fiesta María Auxiliadora.

Su historia propiamente comienza en el año 1860 cuando la Divina Virgen se le presenta a San Juan Bosco en una visión, donde le indica que quiere ser adorada bajo el título de “Auxiliadora”, así mismo le indica el lugar donde se debía construir un tempo en Turín, Italia.

La fe y el deseo de cumplir la voluntad de la Santa Señora, convirtió a San Juan Bosco en su más ferviente devoto y defensor. En el año 1862 Don Bosco, revela la petición de la virgen, confesando que la Santísima María desea ser venerada con el título de Auxiliadora, en medio de una época difícil donde cada vez más se hacía necesario mantener la fe cristiana.

Desde entonces, se comienza a conocer la Virgen María como la Santa Auxiliadora del Pueblo de Dios.

Maria auxiliadora

Oración original compuesta por Don Bosco a María Auxiliadora

Nuestro auxilio es el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.

(rezar un Ave María)

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita.

María Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.

Señor, escucha nuestra oración y llegue a ti nuestro clamor.

Oremos:

Dios todopoderoso y eterno, que con la ayuda del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma de María, la Virgen Madre, para ser digna morada de tu Hijo; al recordarla con alegría, líbranospor su intercesión de los males presentes y de la muerte eterna.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.