Saltar al contenido

Oración a León XIII

León XIII fue el papa de la iglesia católica N° 256, su pontificado se extendió por 25 años, desde 1878 hasta 1903. Muchos lo consideraron como un pontífice temporario y de transición en cuanto Italia se había proclamado como república y la Santa Sede había perdido sus territorios de gobierno; sin embargo, el papa León XIII actuó como un enviado especial para saldar las diferencias, restaurar la fe católica, marcar la nueva posición de la Iglesia en el mundo moderno y contexto social. Su memoria litúrgica se recuerda el 20 de julio.

León XIII nació en Carpineto Romano de los Estados Pontificios, en 2 de marzo de 1810, su nombre de cuna era Vincenzo Gioacchino Raffaele Luigi Pecci; crecí en el seno de una humilde familia del sur de Roma. Ingresó al colegio jesuita de Viterbo en 1818, y luego continuó en el Colegio Romano en 1824. A su salida en 1832, estudió en la Academia de Estudios Eclesiásticos. Se recibió como sacerdote en 1837, y de inmediato pasó a formar parte de la curia romana; fue enviado a Benevento entre 1838 y 1841, y después a Perugia entre 1841 y 1843.

Durante su trabajo se mostró como un hombre capacitado, culto, justo y solidario; entre sus iniciativas propuso la creación de un banco para auxilio de los pobres. En 1843 por el papa Gregorio  XVI, y en 1853 es nombrado cardenal por Pío IX. Destacaba en él el intenso amor por la educación cristiana entre los fieles.

En 1860, siendo obispo de Perugia, se hace presente y crítico del anexo de su diócesis a la república de Roma, aunque mantuvo una relación cordial con el nuevo poder político lo que le permitió seguir en su cede.

En 1877 es nombrado camarlengo. Su elección se produce el 20 de febrero de 1878, cuando el cardenal Pecci se convierte en el papa León XIII. Todos apostaban que su mandato sería corto, debido a su avanzada edad y su delicado estado de salud, sin embargo, Dios lo bendice con fortaleza para conducir una esplendida y admirable misión como pontífice por 25 años.

Es el primer papa de las encíclicas, escribió más de cincuenta documentos para que difundir en el mundo la labor de la iglesia, la importancia del conocimiento de los Evangelios, y su posición frente a los conflictos sociales y políticos de aquel entonces. El más notable de estos documentos es el “Rerum novarum” de mayo de 1891, con el que el papa León XIII se acerca a los fieles, en especial a los obreros, pobres, humildes y desamparados, haciéndoles saber que la iglesia los apoya y acoge. Era un hombre de concepciones morales y humanas profundas que supo conducir hacia la política y la economía.

Buscó unificación con la iglesia de oriente; se interesó por la ciencia y por alcanzar el conocimiento de la verdad. Abrió las puertas del Archivo del Vaticano en 1833 para que iniciara una era de investigación y recuperación de la historia.

Tras su largo y productivo mandato, León XIII falleció el 20 de julio de 1903.