Saltar al contenido

Oración al Justo Juez para librarse de las injusticias y enemigos

oracion al Justo Juez

La oración al justo juez para librarse de las injusticias, los enemigos y toda maldad. Esta es una oración que le ofrecemos a nuestro Señor Jesucristo pidiendo orientación, guía y cobijo en momentos de injusticia, cuando alguien desea hacernos daño o cuando alguien inocente está en la cárcel.
Pide con Fe y verás que tu súplica será escuchada.

Oración al Justo Juez para librarse de las injusticias

Divino y Justo Juez de vivos y muertos, eterno sol de justicia, encarnado en el casto vientre de la Virgen María por la salud del linaje humano.

Justo Juez, creador del cielo y de la tierra y muerto en la cruz por mi amor. Tú, que fuiste envuelto en un sudario y puesto en un sepulcro del que al tercer día resucitaste vencedor de la muerte y del infierno.

Justo y Divino Juez, oye mis súplicas, atiende a mis ruegos, escucha mis peticiones y dales favorable despacho.

Tu voz imperiosa serenaba las tempestades, sanaba a los enfermos y resucitaba a los muertos como Lázaro y al hijo de la viuda de Naim.

El imperio de tu voz ponía en fuga a los demonios, haciéndoles salir de los cuerpos de los poseídos, y dio vista a los ciegos, habla a los mudos, oído a los sordos y perdón a los pecadores, como a la Magdalena y al paralítico de la piscina.

Tú te hiciste invisible a tus enemigos, a tu voz retrocedieron cayendo por tierra en el huerto los que fueron a aprisionarte y cuando expirabas en la Cruz, a tu poderoso acento se estremecieron los orbes.

Tú abriste las cárceles a Pedro y le sacaste de ellas sin ser visto por la guardia de Herodes. Tú salvaste a Dimas y perdonaste a la adúltera.

Te suplico, Justo Juez, me libres de todos mis enemigos, visibles e invisibles: la Sábana Santa en que fuiste envuelto me cubra, tu sagrada sombra me esconda, el velo que cubrió tus ojos ciegue a los que me persiguen y a los que me deseen mal, pies tengan y no me alcancen, ojos tengan y no me vean, manos tengan y no me tienten, oídos tengan y no me oigan, lengua tengan y no me acusen y sus labios enmudezcan en los tribunales cuando intenten perjudicarme.

¡Oh, Jesucristo Justo y Divino Juez!, favoréceme en toda clase de angustias y aflicciones, lances y compromisos y haz que al invocarte y aclamar al imperio de tu poderosa y santa voz llamándote en mi auxilio, las prisiones se abran, las cadenas y los lazos se rompan, los grillos y las rejas se quiebren, los cuchillos se doblen y toda arma que sea en mi contra se embote e inutilice.

Ni los caballos me alcancen, ni los espías me miren, ni me encuentren. Tu sangre me bañe, tu manto me cubra, tu mano me bendiga, tu poder me oculte, tu cruz me defienda y sea mi escudo en la vida y a la hora de mi muerte.

¡Oh, Justo Juez, Hijo del Eterno Padre, que con Él y con el Espíritu Santo eres un solo Dios verdadero! ¡Oh Verbo Divino hecho hombre! Yo te suplico me cubras con el manto de la Santísima Trinidad para que libre de todos los peligros y glorifiquen tu Santo Nombre.

Amén.

Oración al Justo Juez para librarse de enemigos

Mis ojos te observar ¡Oh Justo Juez!, te buscaba y no te encontraba, por el camino desierto yo deambulaba, mis enemigos me atacaban, las tribulaciones me inundan y la tristeza me arropaba.

Pero tu mi Justo Juez vienes en mi ayuda, agitas lo que no es tuyo, lo expulsas y lo arrojas a la hoguera, enmudeces las lenguas blasfemas, paralizas la injusticia y la maldad, frenas a los enemigos del bien y limpias el camino que con rocas está.

Redentor mío que en mi corazón estas, dulcísimo y amable Justo Juez, prenda de mi cariño e inigualable amor, perdona a los ingratos que desconocen tu presencia santa, ayúdanos a reparar toda ofensa recibida y que con todo nuestro afecto encendido lleguemos directamente a tu corazón.

Divino Justo Juez, verdadero y esperanza fecunda, ven a mi oh Señor, ampáranos de las injusticias y libéranos de todo mal, aleja a todos mis enemigos, apacigua sus corazones sucios y lávalos con tu Sangre Preciosa.

Reina sobre la faz de la tierra, reina en medio de la adversidad, reina en las cárceles y calma la sed de justicia que muchos cristianos solicitando están,

Tu justicia divina prevalezca sobre la humana y puedan ser juzgados de manera transparente, todo aquel que esperando una condena esta y que tus palabras lleguen a todos los rincones de nuestra tierra.

Te lo pedimos por los Siglos de los Siglos,

Amén.

Oración al justo juez para salir de la cárcel en caso de inocencia

Padre Dios, con total confianza y por la fe que tengo en Ti, por todas las pruebas que he recibido de tu generosidad y por todas las bendiciones y favores que sobre mí has derramado a lo largo de mi vida, te pido escuches mis suplicas, y si es tu voluntad, haz que pueda encontrar la paz que busco.

Padre Celestial Tú que con amor escuchas a los que sufren, que estás a nuestro lado aún en las mas difíciles situaciones y no abandonas a los que arrepentidos te piden piedad, ahora me pongo bajo tu amparo y te pido protección, te imploro con humildad una satisfactoria solución para salir con bien de este duro trance por el que paso.

Señor Tu que eres mi fuerza, mi roca de salvación, mi defensa, mi refugio, mi gran liberador, auxíliame en mis problemas legales, en mis angustias, para que todo se solucione favorablemente sé tu mi armadura, mi escudo, mi muralla, y que tu inmenso poder me aparte de tanta adversidad; coloca a tus benditos Ángeles y Arcángeles en mi camino para que todo se resuelva favorablemente y logre salir victorioso(a).

Conduce por buenos caminos el juicio, las negociaciones, guía las palabras de las personas que defienden mis intereses, haz que los que tienen en sus manos mi libertad, sean imparciales, comprensivos y caritativos y sepan ver mis circunstancias y mi arrepentimiento, para que así cuanto antes pueda recobrar mi libertad perdida y esta mala experiencia me ayude a reconocer mis errores, ser mejor y crecer como persona.

Bendito eres Señor del Universo, grande es tu poder, bendice mi vida y la de mi familia que ahora sufre por mi, levanto mi voz y corazón para pedir tu clemencia, y aunque soy un pecador te pido no me abandones, auxíliame para que pueda superar este mal momento y lléname de capacidad y voluntad para no volver a caer, dame caridad, paciencia y humildad para obrar siempre bien y de acuerdo a tus Santos Mandamientos; aléjame y líbrame de malos impulsos y deseos y por tu verdadero amor y largueza con nosotros tus hijos dígnate enviarme tu Providencia amorosa en mi gran necesidad:

(decir el problema y lo que se desea conseguir).

Por la intercesión de la más Bendita, gloriosa Señora, la Madre de Dios y siempre Virgen María, de los resplandecientes Arcángeles y de todos los Santos suplico de corazón:

Dios mío ten piedad de este tu fiel hijo y siervo (tu nombre o el de la persona por quien se hace la oración) que acude a Ti clamando tu auxilio y por tu bondad sin limites y por tu infinita misericordia perdona todos mis pecados y faltas cometidas, Padre, sé Tú mi luz y guía para no volver a caer en ellas, renueva mi interior y dame espíritu firme, y tómame bajo tu Divina protección y abrigo para que solo seas Tu quien me inspire y gobierne, me cuide y día y noche, me aparte de todo mal y me libre de prisión, de injusticias, de cautiverios y de todo aquello que me impida ser libre mientras dure mi peregrinación en esta tierra.

Santos Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, Santos Ángeles y Querubines y todos los Santos del Cielo, venid en mi ayuda y libradme de esta injusticia, de esta persecución, os lo pido por Dios Todopoderoso.

Amen.

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria.

La oración y los rezos se hacen tres días seguidos, una vez por la mañana y otra por la noche, si la petición es muy difícil y urgente se debe hacer por nueve días.

Artículos para venerar al Justo Juez