Saltar al contenido

Oración a Gregorio XIII

Gregorio XIII fue el papa de la iglesia católica N° 226, su pontificado se extendió entre los años 1572 y 1585. Este fue un período de crecimiento y expansión para la religión católica y roma, el pontífice se propuso desligarse de los vicios y las calumnias, y restaurar profundamente las bases de la fe cristiana, promovió la creación de escuelas y seminarios tanto dentro como fuera de Roma, organizó congregaciones religiosas en países donde los protestantes ganaban adeptos; planeó estrategias políticas para hacerle frente a los franceses invasores, y procuró liberar a los católicos de Inglaterra. Su memoria se recuerda el 10 de abril.

Gregorio XIII nación en Bolonia el 7 de enero del año 1502, con el nombre de Ugo Buoncompagni. En sus primeros años estudió leyes en la universidad de Bolonia, donde adquirió el título de doctor en derecho canónico y civil y de la cual además llegó a ser profesor. Aunque en su juventud se dejó envolver por costumbres mundanas, y hasta tuvo un hijo con una mujer soltera, al abrazar la vida eclesiástica se propuso seguir una conducta firme e intachable para rescatar los valores de la iglesia

Desde su llegada a Roma en el año 1530, desempeño importantes cargos como delegado papal en varias misiones. En 1545 participó en el Concilio de Trento como uno de los juristas; en el año 1558, el papa Paulo IV lo nombra obispo de Viesti. Pío IV lo hace diputado en el Concilio de Trento en el año 1559, permaneciendo en este cargo hasta su clausura en 1563. A su regreso a Roma, es ordenado como cardenal sacerdote de San Sixto en 1564  y enviado como delegado a España.

Durante el pontificado del papa Pío V regresa a su cargo en Roma, y a la muerte de esta, el cardenal Ugo es electo como sucesor el 13 de mayo del año 1572, cuando decide tomar el nombre de Gregorio XIII. Se propuso seguir los pasos y la fama de santidad de Pío V. Todo el pueblo romano recibió con alegría su elección y fue reconocido por los reyes de Francia, España, Portugal, Hungría y Polonia.

Ordenó respetar la constitución de Pío V, nombró un comité de cardenales para evaluar y descubrir los abusos de los religiosos; mandó a redactar el Índice de los Libros Prohibidos; reformo las órdenes del clero para solo quienes fuesen dignos pudiesen ser revestidos con tales cargos eclesiásticos. Escogió con mucha crítica 34 cardenales como medida para dar estabilidad en la iglesia.

Promovió expediciones contra los turcos buscando alianzas con Francia, Espala y Alemania. Contra los protestantes, Gregorio XIII se propuso en reformar la filosofía y las teologías del catolicismo, y aumentar la educación y la evangelización en escuelas y seminarios. Uno de sus principales legados es la fundación de muchas escuelas tanto dentro como fuera de roma.

Apoyó los esfuerzos por conseguir la libertad religiosa para los católicos ingleses que eran cruelmente oprimidos por la reina Isabel I, el papa Gregorio XIII intervino en el intento de derrocarla a favor de María Estuardo.

Durante su pontificado, uno de los actos más conocidos es la reforma del famoso calendario Gregoriano juliano, que fue adoptado por la mayoría de los países católicos en 1578. También reformó el martirologio.

El papa Gregorio XIII falleció el 10 de abril de 1585.