Saltar al contenido

Oración a Francisco I

Francisco es el papa de la iglesia católica N° 266, ocupando dicho cargo desde el 13 de marzo del año 2013, hasta la actualidad.

Su elección se produjo en medio de la polémica renuncia del papa Benedicto XVI; este papa, un sacerdote jesuita, de origen Suramericano, el cardenal Bergoglio, se convierte así en el sucesor de la silla de San Pedro, llamándose “Francisco” en honor al Santo de Asís.

Francisco asume la cabeza de la iglesia católica en tiempos controversiales e inquietantes; escándalos de delitos y corrupción en el Vaticano, conflictos mundiales y luchas de poder entre naciones, crisis económica, hambre y enfermedades, son los retos que sortea este papa como representante de la iglesia en la actualidad, tratando de hacer una labor justa, transparente y cercana a los fieles para restaurar y fortalecer la fe.

Su nombre de cuna es Jorge Mario Bergoglio; nació en Buenos Aires (Argentina), el 17 de diciembre del año 1936. Inició su camino religioso entrando al seminario de la Compañía de Jesús; para el año 1964 ya había sido designado como profesor de Literatura y Psicología del colegio jesuita Inmaculada Concepción de Santa Fe.

Se recibe como sacerdote en el año 1969, y al poco tiempo, es nombrado superior provincial de los jesuitas en Argentina, hasta 1979. Al año siguiente, se le designa como rector del Colegio Máximo y de la Facultad de Filosofía y Teología del Partido de San Miguel.

En mayo de 1922, el papa Juan Pablo II lo nombra obispo de la diócesis de Oca, y obispo auxiliar de Querracino. Luego, en 1997, es nombrado arzobispo coadjutor de Buenos Aires. En 1998 pasa a ser gran canciller de la Universidad Católica Argentina.

También el papa Juan Pablo II lo consagra como cardenal presbítero de San Roberto Belarmino, en febrero de 2001. En 2005, luego del fallecimiento de este pontífice, el nombre del cardenal Bergoglio estaba entre los más sonados. En los siguientes años actuará como presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina, hasta que el 13 de marzo del año 2013, el cardenal Bergoglio se convierte en el papa Francisco, luego de la renuncia de Benedicto XVI.

Francisco pasa a ser el primer papa jesuita, primero de América del Sur, primero en llevar un nombre no usado, y primero no europeo desde el siglo VIII.

El pontificado de Francisco se ha dedicado a mostrar una labor humilde y piadosa, resaltando el amor al prójimo, en especial a los pobres y necesitados. Es un papa que se ha comprometido con el dialogo para saldar los conflictos, sin importar credo ni origen. Es un hombre que muestra un rostro sencillo y con voluntad de estar en contacto con los fieles, fortalecerlos y aumentar su fe.

Algunas de sus acciones son las reformas en la Curia Romana, en especial en economía y finanzas, la administración y el derecho canónico; la discusión en temas sociales que abarcan la familia y los distintos grupos; y también temas controversiales como los abusos, la pedofilia, los migrantes, entre otros. Es un líder católico con gran influencia e impacto, mostrando un lado más sencillo y humilde a los fieles cristianos.