Saltar al contenido

Oración al Espíritu Santo Para pedir protección

Oración al Espíritu Santo Para pedir protección

Santo Espíritu de Dios, Santo escudo divino, desde este lugar donde me encuentro ahora en este momento elevo mis palabras a ti confiadamente y te pido me conserves la calma, la tranquilidad, hagas de mi mundo y mi entorno un lugar de armonía, bríndame la protección que el mundo actual donde vivimos no nos da.

Santo Espíritu de Dios, impide que la intranquilidad y el desespero y la falta de confianza en ti me lleven a sentirme sin protección y me hagan presa de la ansiedad, concédeme ser libre de preocupaciones y problemas que sobre mi humanidad en este momento soporto, sea mayor mi confianza en ti que mi falta de fe.

Concédeme la bendición de ser libre como los animales de la naturaleza quienes en su entorno no están preocupados por trabajar, por su alimento o lugar donde descansar, en cambio con su evolución están en una constante y permanente oración al Altísimo.

Dígnate permitir que yo pueda restablecer la confianza en el entorno que me rodea y sentirme seguro, sabiendo que dependo de la protección omnipotente del Espíritu de Dios, que no reciba yo los bienes y gracias que te pido si antes no te expreso mi gratitud y adoración en este mundo.

Amen.
(Recitar un credo e invocar el Santo Espíritu de Dios)

Oración de la mañana al Espíritu Santo para pedir protección

Espíritu Santo, inspiración divina, fuente de todo bien y de todo conocimiento, gozo eterno de la humanidad, creador y dador de vida, en este momento cuando el nuevo día muestra su hermosa claridad, cuando los imponentes rayos del sol se ponen a nuestros pies, cuando nos disponemos a cumplir nuestros deberes haciendo tu voluntad, tu santa protección durante todo este día a ti Espíritu Santo ruego.

Espíritu Santo, cuando la noche ha terminado, el nuevo día es nuestro  regalo, en él nos recuerdas que nos amas, en él nos muestras la grandeza de la creación, nos haces partícipes de tus bendiciones, durante este día, permite que cumplamos tu voluntad haciendo lo que nos corresponde, protege nuestra integridad material y espiritual, protege nuestro trabajo, nuestra familia, nuestros bienes materiales, líbranos de desgracias en cualquiera de sus posibilidades y acompáñanos hasta nuestro regreso a casa.

Haz que en este día mis relaciones con las personas sean cordiales, préstame tus ojos Espíritu Santo para mirar como tú miras, dame tu paciencia, tu ternura, tu bondad, tus virtudes, apaga y oculta mis vicios, conduce mis pasos y lléname de tus dones.

Gracias Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, Paráclito, conserva en tu corazón esta oración, que mis palabras sean para ti una canción y que en todo instante y en toda mi existencia recibas de mí adoración. Amen.

(Recitar el Credo y pedir al Espíritu Santo aumente nuestra fe)