Saltar al contenido

Oración a San Dimas para protección de la casa

Oración a San Dimas para protección de la casa

San Dimas, protege mi casa como en el último momento protegiste tu alma invocando la compasión del Maestro; a cuantos riesgos me veo expuesto todos los días en medio de la impotencia de no tener a alguien con poder sobrenatural de brindarme protección en mi casa, a mis seres queridos y mis bienes; toma posesión de cada lado, de cada rincón, de cada habitación, su techo y el piso, entradas y salidas y demás lugares, quién más socorriera y protegiera mi casa si no eres tu San Dimas que alcanzaste el poder desde el cielo donde vives en plenitud.

Bondadoso San Dimas hay poderes y autoridades de maldad dispuestos a provocar daño en mi casa, generoso protector, entra en mi casa, toma posesión, desaloja todo poder sobrenatural como brujería, hechicería, satanismo o cualquier otra forma de maldad procedente del abismo;  libra mi casa y quienes en ella habitamos de los poderes de la naturaleza como inundaciones, terremotos o daños provocados como incendios o destrucciones de cualquier clase; como evitar tantas amenazas y salir libre de todo mal si no es acudiendo al poder celestial por mediación de San Dimas,

En cada noche cuando el mal y el peligro son silenciosos, ruego tu santa presencia San Dimas, rodea todo el  perímetro, guarda toda la casa, todos sus enseres, toda persona y animal presente, sé escudo entre mi casa y el mal que acecha, tu tienes el poder de ver lo que yo no puedo, dominar lo que mis fuerzas no son capaz, detectar y desterrar el peligro, envolver el lugar con protección y devolver la armonía y la tranquilidad deseadas; acaso habrá otra forma de experimentar seguridad y normalidad si no es invocando tu poder y tu presencia. 

Gracias a tu poder San Dimas, gracias a tu intercesión pronta y generosa; toma control de mi casa, toma mis miedos, mis temores, mis momentos de vulnerabilidad como en la noche, no te alejes nunca de mi lado y de donde yo suplique me acompañes; y si tu presencia en mi casa no siento, acaso podré estar tranquilo y seguro en medio de tanta maldad; San Dimas gracias por ser mediador ante el trono de Dios, gracias por salvar y cuidar lo que con sacrificio he logrado. Amen