Saltar al contenido

Menciones en los Evangelios

menciones de san dimas

Menciones de San Dimas en los Evangelios

La Historia del Buen Ladrón, San Dimas, el primer Santo de la Iglesia católica se menciona en los evangelios canónicos, es decir, aquellos reconocidos como de inspiración divina por la iglesia, y también en los evangelios apócrifos, donde son variadas las versiones de su vida.

En el evangelio de San Lucas se relata durante el episodio de la crucificción de Jesus cuando es colocado en la cruz en medio de dos ladrones. Uno de ellos se burlaba, mientras que el otro lo reconocía como Hijo de Dios y le pedía salvación, Jesús le respondió a este último que “antes de que terminase aquel día, ambos estarían en el paraíso”. No se menciona el nombre de este ladrón, que más tarde fue identificado como Dimas por los evangelios apócrifos. Su fiesta es celebrada en el santoral católico el 25 de marzo, ya que aunque la iglesia nunca lo proclamó santo de manera oficial, se entiende que el proprio Jesús al hablarle de llevarlo al paraíso, ya lo habría hecho santo.

En los evangelios apócrifos, por su parte, se menciona a Dimas varias veces, como el buen ladrón crucificado a la derecha de Jesús, y el mal ladrón a la izquierda llamado Gestas, según el evangelio de Nicodemo. También, en el evangelio de Santiago, se menciona a Dimas el galileo, que robaba a los ricos y favorecia a los pobres, daba sepultura a los muertos y saqueaba a los judíos, robando los libros de la ley de Jerusalén, y a la sacerdotisa del santuario.

Existe además un Evangelio árabe que habla de la infancia de Jesús, donde el ladrón bueno recibe el nombre de Tito. Se narra aquí un episodio en el que unos bandidos atacan a San José y su familia en un bosque, pero Tito los defiende y protege, mientras que el mal ladrón, llamado Dumaco, no accede. Entonces la Virgen María bendice a Tito y el propio niño Jesús le profetiza que serán ambos crucificados.

Más de San Dimas