Saltar al contenido

Oración a San Dionisio I

san dionisio papa

Dionisio I fue el papa de la iglesia católica N° 25, ejercicio el cargo papal entre los años 259 y 268. Para su elección fue necesario esperar un período de alrededor de un año, debido a que las persecuciones de Valeriano en contra de los cristianos habían cobrado la vida de muchos religiosos, entre ellos, la de su antecesor el papa Sixto II. El papa Dionisio es el protagonista de un episodio curioso en la historia de la iglesia, “la controversia de los dos Dionisios”, junto a su homónimo en aquel entonces obispo de Alejandría. Su fiesta se celebra el 26 de diciembre en recuerdo del aniversario de su muerte.

Dionisio de origen griego, nació a finales del siglo II. Se había formado como religioso y estudioso de la teología en la iglesia de Oriente, llegando a ser muy conocido y apreciado. Bajo el mandato del papa Esteban I, Dionisio se mudó a Roma como presbítero. Tras su elección en el año 259, continuó defendiendo a la iglesia católica de conflictos previos y desacuerdos que habían surgido tratando de desmontar las creencias cristianas originales.

Se enfrentó al modalismo de Sabelio que negaba la Santísima Trinidad; también a los subordinacionistas que hablaban de un poder diferenciado en el Hijo de Dios; contra los novacianos, que negaban el perdón a los cristianos arrepentidos de haber negado su fe por miedo al martirio, y contra el triteísmo que separaba a las tres divinas personas en tres deidades diferentes. Esta última concepción llevó a un manifiesto entre el papa Dionisio y su homónimo, Dionisio Obispo de Alejandría. Según parece, en un pronunciamiento el obispo había defendido el triteísmo, ante la explicación solicitada por el papa, el obispo respondió con la “apología y refutación”, que reducía el conflicto a un error de lenguaje en la interpretación de los idiomas latín y griego.

El papa Dionisio también se encargo de estructurar las parroquias romanas y de conseguir la libertad para muchos cristianos. Falleció el 26 de diciembre del año 268, y se sepultó en la cripta papal de las catacumbas de San Calixto.