Saltar al contenido

Oración a San Dámaso II

Dámaso II fue el papa de la iglesia católica N° 151, su corto período no alcanzó ni un mes, entre Julio y Agosto del año 1048. Su elección fue designada  por el emperador Enrique III, como medida para rescatar el trono papal de la deshonrosa conducta del favorito de la casa de Túsculo, Benedicto IX, quien luego de la muerte del papa Clemente II, se había hecho colocar de nuevo en la silla de San Pedro.

Dámaso II nacido a finales del siglo X en la región de Baviera, ciudad alemana, era un religioso de conducta intachable, respetuoso y observador de las tradiciones, se desempeñaba como obispo de la diócesis de Brixen. No era el principal candidato para el trono papal, pues el favorito del emperador era el arzobispo de Lyon, Halinard.

Cuando en julio del 1047 el papa Clemente II fallece repentinamente, los partidarios de la casa de Túsculo ayudan restituir a Benedicto IX en la Silla del Trono papal quien permaneció en este tercer mandato durante ocho meses, en los cuales sus conductas y acciones deshonraron la iglesia católica.

Al mismo tiempo, una embajada de clérigos romanos se dirigió hasta Sajonia, para comunicar al emperador la noticia de la muerte del papa Clemente II y suplicarle que interviniese para librar el trono de la deshonra deponiendo a Benedicto y escogiendo un religioso digno.

La intención de Enrique III era nombrar al arzobispo de Lyon, Halinard, un estudioso sacerdote, que dominaba la lengua italiana, la historia y la filosofía. Todo parece indicar que este rechazó el nombramiento, por lo cual el rey optó por nombrar a Poppo, obispo de la diócesis de Brixen en el Tirol en enero del año 1048. El nuevo papa, quien tomó el nombre de Dámaso II, se dirigió a Roma, luego de pasar el verano en la ciudad de Palestrina, de la región italiana de Lacio, la cual era más fresca.

Llegando a Roma, el 17 de julio del 1048 fue consagrado, pero a los días cayó enfermo, presuntamente de malaria que había adquirido en su estancia en Palestrina,  falleciendo el 9 de agosto del 1048. Su cuerpo se sepultó en San Lorenzo extramuros.