Saltar al contenido

Oración al Beato Valentín Paquay

El Beato Valentín Paquay, nació bajo el nombre de  Luis un día 17 de noviembre del año 1928 en una localidad llamada Tongres, perteneciente a Bélgica. Era el quinto de una familia de once hermanos, y creció en el seno de un hogar religioso, católico y de profundos valores cristianos. Desde joven manifestó su inclinación por la vida y los estudios de la fe y la iglesia, así fue como en el año 1845 ingresó al seminario menor de Saint-Trond donde estudiaría retórica y filosofía.

En 1847, apoyado por su madre, fue aceptado en la orden de los Frailes Menores de la Provincia Belga, recibiéndose como religioso el 4 de octubre del año 1850, bajo la instrucción del padre Hugolino Demont, en este momento, cambió su nombre de pila por Valentín. Viajó a Beckheim para estudiar teología en el convento Saint- Trond.

El 10 de junio del año 1854 se convirtió en sacerdote,  y fue designado para residir en la ciudad de Hasselt donde permanecería hasta su fallecimiento. Ejerció los cargos religiosos de vicario, guardián, y finalmente, entre 1890 y 1899 fue designado como Definidor Provincial.
Su obra religiosa se caracteriza por un esfuerzo inagotable para seguir las tradiciones del apostolado, dedicándose a predicar continuamente, con palabras certeras, sencillas y cargadas de fe, especialmente entre los ambientes populares y las organizaciones religiosas, trabajo que lo hizo ganador de gran estima y aprecio.

Promulgó el perdón de los pecados y el acercamiento al Dios verdadero. Estudió profundamente la eucaristía y la comunión, y fue uno de sus defensores más importantes. Era devoto del Sagrado Corazón de Jesús y de María, labor que mantuvo hasta el final de sus días, aun estando enfermo.  Con 67 años falleció en Hasselt (Bélgica) un día 1 ero de enero de 1905.

Fue beatificado por el Papa Juan Pablo II el 9 de noviembre de 2003.