Saltar al contenido

Oración al Beato Natal Pinot

beato Natal (Noël) Pinot

El beato Natal (Noël) Pinot fue un religioso de la iglesia católica, presbítero en Francia, martirizado en tiempos de la revolución a consecuencia de su fe cristiana, por oponerse a prestar un juramento ante el nuevo régimen de gobierno. Era un hombre fiel, bondadoso y devoto, que como párroco, aun en los tiempos difíciles de las amenazas y persecuciones, brindó fuerza y fortaleza a sus fieles y compañeros religiosos. Sucedió durante el siglo XVIII.

Natal o Noël Pinot, nació el 19 de diciembre del año 1747, en la comunidad de Angers de la Francia Occidental, en el seno de una familia humilde y cristiana muy numerosa, tenía 16 hermanos, siendo él el menor.

Se educó con principios y valores, y decidió en su juventud adoptar el camino religioso. En diciembre del año 1770 recibió su ordenación como sacerdote, y comenzó a trabajar como capellán en la Bousse y en Corze, donde permaneció por casi 10 años.

Luego, en el año 1781, volvió a su comunidad en Angers donde tenía interés en continuar sus estudios de especialización en teología, y al mismo tiempo, servía como capellán en el Hospital de los incurables en Angers. Obtuvo su título de Magister el 6 de febrero del año 1788.

Seguidamente, el padre Natal fue designado párroco de la iglesia Saint-Aubin en Lauroux Béconnais, donde asumió su labor con compromiso y responsabilidad, sirviendo a toda la comunidad, aunque al cabo de 2 años, estalló la revolución francesa.

La constitución civil se aprobó en Parí el 12 de julio de 1791, con un decreto que pretendía obligar a los sacerdotes a prestar juramento ante la nueva constitución y el gobierno. El padre Natal como otros religiosos, criticaron estas acciones y rechazaron el juramento, por ello fue hecho preso en marzo de ese mismo año, donde se le prohibió ejercer como sacerdote.

El padre Natal tuvo que continuar sus labores en la clandestinidad, continuó ofreciendo Santa Misa y administrando los sacramentos. Cuando en Vendée la comunidad de católicos se levantó contra el régimen, el padre Natal pudo retomar sus labores por poco tiempo, ya que la sublevación fue controlada. Así el padre tuvo que esconderse nuevamente, pero su cabeza ya tenía preció.

El padre Natal Pinot fue delatado la en febrero del año 1794, cuando se preparaba en una hacienda llamada Milandiere para celebrar una misa. Los soldados lo arrastraron por las calles, aún con sus vestimentas sacerdotales, ante la comunidad que gritaba tales injusticias, por 12 días estuvo en prisión siendo torturado. Su ejecución se llevó a cabo el 21 de febrero del año 1794, en la guillotina, aún con sus ropas de sacerdote.

El padre Natal Pinot fue beatificado en el año 1926 por el papa Pío XI.