Saltar al contenido

Oración al Beato Mateo Guimerá

oracion a san-Mateo-Guimera

El beato Mateo Guimerá, fue religioso y obispo católico que vivió durante los siglos XIV y XV, conocido por ser obispo de Agrigento, una ciudad en la costa suroccidental de Sicilia (Italia), quien además perteneció a la orden de los Hermanos Menores y fue propagador devoto del Santísimo Nombre de Jesús.

Su nombre completo era Mateo de Gallo Cimarra, nació en la ciudad de Agrigento, probablemente en el año 1380. Sus padres eran de origen español, y de su madre recibió la educación para comenzar una vida religiosa, dedicada al temor a Dios, la bondad, la fe incansable y la pureza.

Luego de un tiempo, sus padres junto con Mateo habían regresado a España. Cuando tenía 18 años de edad ingresó a la orden de los franciscanos y cursó estudios en filosofía y teología. Finalmente se ordenó como sacerdote en el año 1403. Se dedicó durante un tiempo a contribuir a la formación de sus hermanos franciscanos con sus conocimientos.

Mateo, movido por el sentido del servicio, se une a San Bernardino en Siena (Italia) para realizar su apostolado. Trabajó junto a este santo durante 15 años para la promoción de la devoción al Santísimo Nombre de Jesús y a Nuestra Señora.

San Mateo fundó numerosos conventos para la orden franciscana, entre ellos, los conventos de Valencia y Barcelona en España (1427 y 1428). En el año 1443 fue elegido como Provincial de Sicilia, bajo su jurisdicción existían 50 conventos de los que 38 estaban consagrados al nombre de Santa María de Jesús.

Además, por toda Italia fue predicador del Evangelio, contribuyó a la formación de sacerdotes, a la renovación de la fe del pueblo, la conversión de pecadores, y también se le atribuyen milagros.

Fue nombrado por Eugenio IV como obispo de Agrigento. Tras tres años de episcopado, renunció y regresó al convento de Santa María de Jesús de Palermo, donde pasó sus últimos años en oración. Falleció el 7 de enero del año 1451 con 71 años. El papa Clemente XIII autorizó el culto el 22 de febrero de 1767.