Saltar al contenido

Oración al Beato Manuel González García

Oracion al Beato-Manuel-Gonzalez-Garcia

El Beato Manuel González García, es un santo de la iglesia católica de origen español, quien fuera sacerdote y obispo de Málaga y Palencia.

Nació el 25 de febrero del año 1877 en Sevilla, en medio de una familia religiosa y humilde, con buenos valores cristianos. Su padre, Martín González era carpintero, y su madre Antonia García, cuidaba del hogar y de sus 3 hermanos. Su nombre completo de bautismo era Manuel Jesús de la Purísima Concepción Antonio Félix de la Santísima Trinidad.

Estudió en el Colegio San Miguel y participó en el coro de infantes de la Catedral de Sevilla.

Continuó sus estudios en anterior el Convento de la Trinidad que había sido restaurado y convertido en el Seminario Menor de Santo Tomás de Aquino, donde fue un destacado estudiante con calificación de sobresaliente en todas las disciplinas.

El Beato Manuel González también participó en numerosos movimientos religiosos, como la Peregrinación Nacional Obrera a Roma en 1894, y fue colaborador del periódico “El Correo de Andalucía”, fundado por uno de sus profesores, José Roca y Ponsa.

Continuó sus estudios y trabajos como religioso, el 11 de junio de 1901 fue designado como diácono, y en julio del mismo año culminó su doctorado en Teología. También en septiembre de 1901 fue ordenado como sacerdote por el arzobispo cardenal Marcelo Spínola. En 1903 se graduó de Licenciado en Derecho Canónico.

En 1916 es consagrado como Obispo de Málaga y de Palencia. Se le reconoce por sus grandes obras sociales, entre ellas la construcción de un seminario en Málaga, y en 19100 fundó en Huelva la primera rama de la Familia Eucarística Reparadora que integraba laicos, consagrados y sacerdotes. Otro de sus trabajos fue el fundar dos revistas de acción eucarística, “El granito de arena”, dirigida a adultos, y “RIE” destinada a los niños; además de ser el escritor de numerosas oraciones, libros de formación sacerdotal y consejos para catequesis.

Falleció el 4 de enero de 1940, su cuerpo descansa en la catedral de Palencia. El Papa Juan Pablo II lo beatificó el 6 de abril de 1998.

Oración al Beato Manuel González García

Corazón de Jesús Sacramentado, que te dignaste elegir a tu siervo Manuel para ser el apóstol de tus Sagrarios abandonados, consagrando su vida entera a reparar esos abandonos, dándote y buscándote amorosa, fiel y reparadora compañía en el Santísimo Sacramento; por aquella fidelidad con que te sirvió durante toda su vida y por el celo ardiente con que procuró tu mayor gloria, mediante la educación cristiana de los niños pobres, la formación de sacerdotes santos y la aproximación de todos a Ti en la sagrada Eucaristía, te rogamos humilde y fervorosamente, que si te agradan sus méritos y virtudes, te dignes aceptar nuestras súplicas y concedernos por su intercesión, la gracia que de todo corazón te pedimos si ha de ser para mayor gloria de Dios, advenimiento de tu reino eucarístico honor de tu Madre Inmaculada, exaltación de tu fidelísimo siervo y provecho de nuestras almas.

Amén.

Oración a San Manuel González García

San Manuel González, apóstol y obispo de los sagrarios abandonados. Tú, que enamorado de la eucaristía y de la presencia real de Dios encarnado en todos los tabernáculos del mundo; y ante la indiferencia, ingratitud y olvido por parte de los hombres de acompañar en amor e intimidad al Santísimo Sacramento, te ofreciste como reparador y amante del Dios escondido hasta la muerte; y pediste ser enterrado junto a un sagrario para que tus huesos gritaran: “¡ahí está Jesús! ¡Ahí está! No le dejéis abandonado.” Enséñanos a tener esa intimidad con Cristo sacramentado para que nuestras almas locas de amor por Él se entreguen como hostias vivas para la salvación del mundo.

Amén.