Saltar al contenido

Oración al Beato Lorenzo Batard

El beato Lorenzo Batard es uno de los presbíteros y mártires que fue condenado durante la Revolución Francesa por su lealtad a las enseñanzas cristianas.

San Lorenzo Batard nació en la comunidad de Chalonnes-sur-Loire, en Francia. Desde joven mostró interés por la vida religiosa. Los relatos acerca de su vida son imprecisos, sin embargo, se cree que viajó a la ciudad de Angers para ingresar al seminario y ordenarse como sacerdote.

Una vez consagrado al Señor, San Lorenzo Batard fue designado como párroco de la iglesia de Santa María de Chalonnes-sur-Loire, cargo que desempeño con cualidades ejemplares de rectitud, devoción y ayuda al prójimo y al necesitado.

Sin embargo, con la llegada de la Revolución Francesa, en el año 1791 por negarse a juramentar la constitución del clero, San Lorenzo fue expulsado de la parroquia Chalonnes-sur-Loire, y recluido en el seminario de Angers, junto con el beato Guillermo Repín.

Permanecieron en una especie de exilio- encarcelamiento en dicho seminario, hasta que en junio de 1793 fueron liberados por soldados vandeanos. No obstante, en diciembre del mismo año San Lorenzo Batard cayó de nuevo en manos de revolucionaros que lo acusaron de traición y lo condenaron.

Fue condenado a muerte. El 2 de enero del año 1794 fue ejecutado públicamente en la plaza de Ralliement, decapitado. En dicha ejecución también se encontraban otros 98 mártires, entre ellos el beato Guillermo Repín. Posteriormente, reconociendo sus virtudes y su fe incansable hasta el día de su ejecución, ambos serían beatificados por el papa Juan Pablo II en fecha 19 de febrero del año 1984.