Saltar al contenido

Oración al Beato Guillermo Patenson

El beato Guillermo Patenson fue un presbítero católico, martirizado por su fe durante el reinado de Isabel I; aún en la víspera de su muerte, no dejó de trabajar por la promoción de la fe cristiana, en la misma prisión, logró el arrepentimiento y la conversión de otros seis compañeros. Vivió durante el siglo XVI.

Guillermo Patenson nació en Durham, un condado al noreste de Inglaterra. Los primeros años de su vida los pasó en Francia, donde estudió en el colegio inglés de Reims. Siguió sus inclinaciones religiosas y finalmente fue ordenado sacerdote en el año 1587. Dos años más tarde, regresó a Inglaterra para cumplir con sus labores pastorales.

Sin embargo, se encontraba en el trono de Inglaterra la reina Isabel I, cuyo gobierno se caracterizó por restituir el anglicanismo, colocar a la iglesia al servicio de la monarquía y perseguir a los católicos. El 12 de diciembre del año 1591 fue arrestado, poco después de haber celebrado una misa.

Al beato Guillermo se le juzgó y condenó por alta traición; estuvo 40 días en prisión en la cárcel de Newgate donde compartió la celda con siete hombres, malhechores, quienes también habían sido condenados. Con su palabra y sus explicaciones sobre el evangelio y la fe, el padre Guillermo logró el arrepentimiento y conversión de estos siete hombres, hecho que despertó el odio de sus verdugos.

El beato Guillermo Patenson fue decapitado y descuartizado en la ciudad de Tyburn, el 22 de enero del año 1592. Su beatificación ocurrió en 1929 por el papa Pío XI.