Saltar al contenido

Oración al Beato Gregorio X

Beato Gregorio X papa

Gregorio X fue el papa número 184 de la iglesia católica, escogido el 1ero de septiembre del año 1272 hasta la fecha de su muerte el 10 de enero del año 1276. Perteneció a la orden Franciscana Seglar, resultado electo en la más larga elección papal de la historia de la iglesia católica que transcurrió desde 1268 hasta 1271.

Su nombre secular era Teobaldo Visconti, nacido en Piacenza, una importante ciudad italiana, en el año 1210. De sus primeros años se conoce poco. Se sabe que es un hombre reservado, piadoso, que desde joven había cursado estudios religiosos, llegando a ser especialista en derecho canónico y luego fue nombrado como diácono en la catedral de Lyón y arcidiácono de la catedral de Lieja. Cuando el papa Inocencio IV le ofreció la diócesis de su ciudad natal, por su escasa experiencia prefirió rechazarla.

No obstante, Visconti fue el designado especial de la Santa Sede para la predicación en una cruzada por recuperar los santos lugares para los cristianos. Ya avanzado en edad, se trasladó a Palestina para promover la cruzada; estando en dichas tierras recibió la noticia de su designación como papa. Marchó hasta Roma, se le ordenó como presbítero y obispo, para ser nombrado papa el 27 de noviembre del año 1272, adoptando el nombre de Gregorio X.

Entre sus labores destacan la organización del Concilio de Lyon II y el establecimiento de nuevas regulaciones sobre las cónclaves papales, modificadas en el siglo XX por Pablo VI. Con el concilio, Gregorio intentó instaurar una unidad con los griegos, lo cual consiguió aunque fugazmente, ya que los saqueos reiterados a Constantinopla por parte de los cruzados, avivaron las tensiones que dejaron en el olvido el acuerdo de Lyon.

Gregorio X falleció el 10 de enero del año 1276, luego de una vida llena de oración y trabajo religioso. Fue beatificado por el papa Clemente XI en el año 1713.