Saltar al contenido

Oración al Beato Francisco Rogaczewski

oracion al Beato-Francisco-Rogaczewski

La historia del beato Francisco de Rogaczewski nos habla de un hombre religioso católico, de origen polaco que vivió durante el siglo XIX y siglo XX y fue martirizado en su país natal al permanecer firme en su fe, pese a los decretos del gobierno contrario a Dios.

Francisco Rogaczewski nació en la ciudad de Lipinki, perteneciente a la región de Kujawsko-Pomerania de la nación polaca, en fecha 23 de diciembre del año 1892.

Cursó estudios religiosos y se ordenó como sacerdote en Peplin en el año 1918. Pasó a ser vicepárroco de la diócesis de Nowe Miasto Lubawskie, y poco tiempo después sería enviado como sacerdote a la parroquia de la arquidiócesis de Gdansk, en donde se le encargó especialmente el barrio Wrzeszcz y las parroquias de Santa Brígida y San José.

Se caracterizó por ser un hombre de profunda fe, un gran consejero y confesor. En 1930 lo designaron como rector del centro pastoral de la comunidad polaca, y entonces emprendió la tarea de construir una iglesia aneja de Cristo Rey, terminada en 1937, en la cual planeaba establecer la sede de una parroquia que el dirigiría, sin embargo, el senado de Gdansk que había sido tomado por los alemanes, rechazó esta elección.

El beato Francisco no desistió de sus aspiraciones religiosas y continuó ocupándose de la comunidad, promoviendo obras religiosas y culturales de acción católica. Por un breve período, viajó a Francia para dirigir algunas iglesias.

A su regreso a Gdansk, Polonia había sido invadida por los nazis. De inmediato fue detenido, el 1ero de septiembre del año 1939, acusado por su religión cristiana, y enviado al campo de concentración de Stutthof en Alemania, donde sufrió terribles torturas. Finalmente fue fusilado el 11 de enero de 1940.

El beato Francisco Rogaczewski es uno de los 108 mártires de Polonia de la Segunda Guerra Mundial que fueron beatificados por el papa Juan Pablo II en el año 1999.