Saltar al contenido

Oración al Beato Ciriaco Elías Chevara

Oracion al Beato ciriaco elias chavara

El beato Ciriaco Elías Chevara es el primer santo de la iglesia católica de origen indio, reconocido en su labor cristiana por ser uno de los fundadores de la primera congregación de hombres de la Iglesia Católica Siro-Malabar, en la actualidad llamados como los hermanos Carmelitas de María inmaculada, y también participó en la fundación de una congregación similar para mujeres, las hermanas de la Madre de Carmelo.

San Ciriaco (su nombre era Kuriakose Elias Chavara), nació en fecha 10 de febrero del año 1805 en la ciudad de Kainakary, en la región de Kerala de la India, en el seno de una familia religiosa de Nasrani, quienes eran cristianos siríacos. Esta comunidad había sido convertida y bautizada por Santo Tomás en el siglo I.

Nació el 10 de febrero de 1805, en Kainakary, Kerala, (India) y fue bautizado el 17 de febrero de 1805, en la Iglesia Parroquial Chennamkary, en Alappuzha. Entró en el seminario en 1818, y fue ordenado sacerdote el 29 de noviembre de 1829, en Arthunkal.

Bautizado en fecha 17 de febrero del año 1805 en la iglesia de San José de Chennamkary, se inició así su camino religioso al servicio de Jesús. Con 13 años de edad (año 1818) entró al seminario de Pallipuram, donde conoció al sacerdote Palackal Thoma Malpan, quien era el rector. Fue ordenado como sacerdote en fecha 29 de noviembre de 1829.

Posteriormente, con otros hermanos del seminario incluido el rector, se retiró al camino de una vida monástica. Estos religiosos fundaron la comunidad de los Siervos de María inmaculada, y fundaron el primer monasterio en la región de Mannanam el 11 de mayo de 1829; y en el año 1855, San Ciriaco sería nombrado Prior General del monasterio.

La congregación creció rápidamente, con la llegada de nuevos hermanos a la comunidad, logró su afiliación como un instituto de la Orden Terciara de a Orden de los Carmelitas descalzos. Posteriormente, en 1861 fue designado como Vicario General de la iglesia siro-malabar.

San Ciriaco falleció el 3 de enero del año 1871, a la edad de 65 años, en Koonammavu. Este santo fue beatificado por el papa Juan Pablo II en 1986.