Saltar al contenido

Oración al Beato Bernardo Scammacca

El beato Bernardo Scammacca fue un religioso y presbítero católico que trabajó con misericordia y devoción por la ayuda de los pobres y los enfermos en la ciudad de Catania de Sicilia (Italia), vivió en el siglo XV.

oracion al Beato-Bernardo-Scammacca

Bernardo Scammacca, cuyo nombre secular era Antonio, nació en la ciudad de Catania en la región de Sicilia, aproximadamente alrededor del año 1430. Provenía de una familia noble y de buena posición.

Según parece, sufrió una terrible herida en un duelo durante su juventud, que lo mantuvo postrado por muchos años, tiempo en el que aprovechó para estudiar los caminos de la fe, el cristianismo y la Santa Palabra. Así fue como decidió unirse a los frailes predicadores en el año 1452, y pasó a tomar el nombre de Bernardo.

Predicaba con gran sentimiento y devoción a Dios, esforzándose por llevar el mensaje de la crucifixión de Cristo. Fue un hombre misericordioso, que trabajo incansablemente por la ayuda a los enfermos y necesitados de la localidad, promovió la fundación de un hospital para los ciudadanos, el cual también ayudó a construir.

Trabajó como prior en el monasterio de Santo Domingo en Catania y más tarde en Palermo, llegó a ser vicario general de los conventos reformados de Sicilia. Gracias a su noble trabajo de predicador, muchos pecadores encontraron la fe y el camino a Dios.

En algunos relatos lo llaman de hombre bueno y piadoso, humilde y austero, que con su palabra tenía el poder de tocar las consciencias de las personas.

El beato Bernardo Scammacca murió en la ciudad de Catania, el 11 de enero del año 1487. Luego de su muerte se enterró en una tumba común que era visitada por los devotos y en la que acontecieron varios milagros. Luego se decidió trasladar su cuerpo y al abrir su tumba encontraron su cuerpo incorrupto y fue trasladado en una urna a la iglesia de Santo Domingo en Catania.

El papa León XII autorizó el culto el 8 de marzo del año 1825.