Saltar al contenido

Oración al Beato Ángel eremita

oracion a beato-angel-eremita

El beato Ángel eremita fue un religioso italiano miembro de la Orden de los Eremitas de San Agustín, quien vivió durante el siglo XIV, llegando a ser presbítero. Su nombre Ángel es de origen griego y significa “mensajero”.

Ángel o Ángelo Scarpetti, nació en la localidad de Sansepolcro, un municipio de la provincia de Arezzo, ubicado en la parte norte de Toscana en Italia.  La data exacta de su nacimiento es imprecisa, aunque se ubica en la primera mitad del siglo XIII.

Muy joven manifestó su vocación religiosa y decidió ingresas al convento de los Eremitas de Juan Bono en el año de 1254. Este convento, dos años más tarde, pasaría a estar bajo la dirección de la Orden de los hermanos Eremitas de San Agustín.

El beato Ángel era un religioso bondadoso, humilde y servicial, pasó su camino espiritual para alcanzar la perfección practicando meditación de la palabra, oración y penitencia; rápidamente se ganó fama de santo y gran estima por parte de los otros hermanos. En torno a su vida, se cuentan algunos hechos fantásticos; se narra la historia de que con sus oraciones consiguió la resurrección para un prisionero que injustamente había sido condenado a muerte. También se cree que participo como misionero en la labor de fundar la Orden de los Eremitas de San Agustín en conventos de Inglaterra.

Después de una vida santa, con milagros hechos leyenda, bondad, piedad, servicio y humildad, el beato Ángel Eremita falleció en su ciudad natal, Sansepolcro, en el año 1306. Su cuerpo descansó desde 1310 en una iglesia de la orden donde estaba junto a una cofradía dedicada a la Virgen María. En el año 1905 se introdujo el proceso para culto a, hermano  Ángel y fue aprobado en el año 1921 por el papa Benedicto XV. Hoy en día su cuerpo descansa en el altar mayor de la Iglesia de San Agustín en Sansepolcro.