Saltar al contenido

Oración a la Beata Regina Protmann

oracion a La beata Regina Protmann

La beata Regina Protmann fue una religiosa católica que se consagró para el servicio a Dios y entregó con amor su vida y sus obras para trabajar por los pobres, los necesitados y los indigentes; fundó la Congregación de las Hermanas de Santa Catalina. Nació en territorio de la actual Polonia, y vivió durante el siglo XVII.

Regina Protmann nació en el año 1552 en la ciudad de Braunsberg, actualmente conocida como Braniewo, ubicada al norte de Polonia, y pertenecía a una familia católica de buena posición social.

De sus padres conoció la fe y los valores cristianos, mostrando desde muy joven sus inclinaciones religiosas. Cuando tenía 19 años tomó la importante decisión de dejar atrás las comodidades de la casa de su familia, para iniciar una vida de contemplación religiosa, junto a tres compañeras, se mudaron a una pequeña casa vieja y antigua que estaba en ruinas, con el propósito de iniciar una vida de austera de servicio a Dios, desarrollando su espíritu en la pobreza, en la humildad y en el servicio a los otros.

Regina estaba inspirada por el Espíritu Santo, quería crear alguna forma de ayuda que pudiese servir a los necesitados; así fue como consiguió el apoyo de los sacerdotes jesuitas y de sus compañeras para establecer una congregación para asistir a los enfermos y a los indigentes.

Esta Congregación, fue aprobada por el papa en el año 1662, y de inmediato comenzó a esparcirse por toda Europa y las regiones vecinas, logrando establecerse no sólo en Polonia, también en Finlandia, Rusia, Inglaterra, Italia, Alemania, Togo y hasta Brasil en América.

La beata Regina era un ejemplo de obediencia y servicio, su lema personal era “como Dios quiera”. Después de una vida santa, falleció el 18 de enero del año a consecuencia de una terrible enfermedad. Fue beatificada por el papa Juan Pablo II el 13 de junio del año 1999.