Saltar al contenido

Oración a la Beata María Luisa Montesinos Orduña

La beata María Luisa Montesinos Orduña es una mártir de la iglesia católica, nacida en España, vivió durante el siglo pasado, durante su corto pasó por la tierra se consagró al Señor, para servir a los pobres y a los necesitados siendo catequista, murió por su amor a la fe y se convirtió en mártir de la iglesia católica.

María Luisa Montesinos Orduñas nació el 3 de marzo del año 1901 en la ciudad de Valencia (España), en el seno de una familia humilde aunque de profundos valores cristianos que la educaron tempranamente en la fe y en las cualidades religiosas; con 6 años de edad, María Luisa ya sentía en su corazón el deseo de llevar una vida consagrada al Señor.

Cuando adolescente, cursó estudios en el convento local, y posteriormente se dedicó a la promoción de actividades de la fe católica. Fue una de las fundadoras de la Asociación Católica Española, y diariamente participaba en la Eucaristía; trabajo como catequista al servicio de los enfermos y realizaba innumerables obras de caridad para los pobres. Además, era una fiel devota de la Virgen María.

Cuando explotó la Guerra Civil Española, un período de terribles persecuciones religiosas que recorrió todos los rincones de España, María Luisa se mantuvo firme en la fe cristiana aun exponiendo su vida. Fue capturada junto a su familia en Valencia, y trasladados a las afueras de la ciudad, en la localidad de Picassent, fueron capturados, la beata, su padre, sus hermanos y una tía, quienes al confesar su fe cristiana, fueron ejecutados el 28 de enero del año 1937.

El 11 de marzo del año 2001,  el papa Juan Pablo II la beatificó junto con 233 víctimas de dicha persecución.