Saltar al contenido

Oración a las Ánimas Benditas para pedir un favor

animas-benditas

Oración a las Ánimas Benditas para pedir un favor

Oh, Benditas Almas del purgatorio, sabias y agradecidas, vengo esta noche a rogar por sus almas, por el amor de Dios les pido, atiendan mi petición.

Oh, Pobres almas, con mucha esperanza vengo a ustedes, les pido por la sangre que derramó el sagrado cuerpo de Jesús, que atiendan mi petición, oren por mí.

Dios Padre, protégeme de todo mal, cúbreme con tu manto sagrado, guárdame en tu corazón, aleja de mi todo problema, que me proteja tu preciosa sangre.

Dios misericordioso, Padre amoroso, tu mi justiciero, en la vida y en la muerte, suplico que atiendas mis plegarias y me liberes de todo mal que atormente en mi vida.

Ocúltame de los que me quieren dañar, que aún con ojos, no puedan verme y cuando me intenten atacar, pierdan su vitalidad, Dios, permite que pierdan las ganas de hacer daño.

Oh, Sabias Almas Benditas, ante ustedes presento esta solicitud, resulta imposible para mi sostenerme pero sé que ustedes podrán ayudarme, por el amor de Jesucristo en la Cruz, oren por mí, y yo oraré por ustedes, por favor alcancen esta gracia para mí: (hacer la peticion) y Yo “tu nombre”, su fiel seguidor/a, divulgaré su poder para que recen por ustedes un millar de personas y puedan alcanzar el descanso eterno.

Así será, en el nombre de Jesús.

Dales, Señor, el descanso eterno y luzca para ellas la luz perpetua.

Amén.

Oración a las Ánimas Benditas para pedir un favor (II)

Oh Señor desde tu excelso Trono de clemencia ayuda a las Almas que se están purificando en el Purgatorio para que puedan reunirse contigo, que tu gran misericordia las lleve al descanso y la paz y que la eterna Luz brille para ellas.

Oh Dios Padre Celestial, acepta los ruegos que con humildad te presento y que hago en favor de las benditas Ánimas, a ellas, que vagan y penan por el Purgatorio, dales el descanso eterno y luzca para ellas la luz Eterna.

(Rezar un Padrenuestro).

De la puerta del infierno saca, Señor, sus almas.

Descansen en paz.

Oh benditas Ánimas que en Purgatorio penando estáis, yo os ruego recéis por mi, que yo con fervor lo haré por vosotras, pedid a Dios me ayude en mis necesidades y problemas, en especial por esta dificultad que me aflige: (hacer con mucha fe las peticiones).

Sé que vuestras oraciones me pueden ayudar y yo os devolveré el favor rogando por vuestro descanso para que podáis estar cuanto antes en los Cielos, junto a Dios y la Santísima Virgen María,

Junto a todos los Santos, los Ángeles y Arcángeles y nunca más sufráis en la penosa cárcel del Purgatorio.

De la puerta del infierno saca, Señor, sus almas.

Descansen en paz.

Señor, oye mi oración y llegue a ti mi clamor.

Amén

Adquiere aquí los productos de las Animas Benditas