Saltar al contenido

Oración a Alejandro IV

El papa Alejandro IV fue el papa de la Iglesia católica N° 181, su mandato se extendió desde 1254 hasta 1262. En este período el papa mantuvo las decisiones de su sucesor, conjuntamente con varias medidas que buscaban extender los límites y conocimientos de la iglesia católica; de esta manera, aprobó la creación de instituciones educativas eclesiásticas, apoyó la creación de órdenes monásticas, y canonizó a dos figuras religiosas. Su memoria se recuerda en liturgia del 25 de mayo.

 Alejandro IV nació en la ciudad de Anagni, en el año 1199, de nombre de cuna Rinaldo Conti, era miembro de la familia de los condes de Segni, casa de la cual habían salido los papas Inocencio III y Gregorio IX, este último su tío.

Bajo el pontificado de Gregorio IX, Rinaldo fue ordenado cardenal en el 1227, y algunos años más tarde, en 1231 se consagró como obispo de Ostia. En diciembre de 1254, el cardenal Rinaldo fue electo por unanimidad como sucesor en la silla de San Pedro, entonces pasa a ser conocido como Alejandro IV.

En su dirección continuó con las medidas políticas de su predecesor, aunque buscando conciliar los conflictos.

En materia religiosa, el papa Alejandro IV promovió la creación de la Universidad de Salamanca, bajo la dirección de Alfonso X El Sabio en el año 1255. Al año siguiente, aprueba el Liceo Ecclesiae Catholicae, para la organización de diversos ermitaños que seguían la regla de San Agustín en una sola Orden. En el año 1255 el papa Alejandro IV autoriza la canonización de Santa Clara de Asís, y en el 1259 canoniza a Íñigo de Oña.

En el año 1260 designa a Alberto Magno como Doctor Universalis y Obispo de Ratisbona.

El papa Alejandro IV falleció el 25 de mayo de 1261 en Viterbo, donde fue sepultado.